Seleccionar página

Blanca Rosa Mármol de León: “La consulta ciudadana es el último resquicio constitucional para que recuperemos la democracia”

Noticias, Slider Home

La magistrada emérita del TSJ afirmó que los resultados, como máxima expresión de la voluntad popular, se harán valer en instancias internacionales a las que acudirán para solicitar cooperación para restaurar la institucionalidad en Venezuela

Transparencia Venezuela, 27 de noviembre de 2020. Blanca Rosa Mármol de León,  magistrada emérita del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), advirtió que, una vez que se concrete el “fraude electoral cantado” del 6 de diciembre y “Nicolás Maduro tenga todos los poderes en un puño”, sumado a la llamada Ley Antibloqueo,  Venezuela tendría un gobernante con un poder supraconstitucional, “una especie de emperador que terminaría de anular a Venezuela como República para siempre”. Ante este escenario, la integrante del comité organizador de la consulta popular promovida por movimientos opositores para el 12 de diciembre, insistió en la necesidad de participar en ese proceso y ejercer “el último resquicio que nos queda en la Constitución para que lleguemos al ámbito internacional y recuperemos de una vez por todas la democracia”. Así lo expresó al periodista Pedro Pablo Peñaloza en una reciente edición del programa de entrevistas ¿Para dónde vamos?

La abogada y profesora universitaria afirmó que la reformulación de las tres preguntas aprobadas por la Asamblea Nacional  (AN) representa a la ciudadanía y a la sociedad civil en su “rechazo a la tiranía y la solicitud de ayuda internacional”.  “Debo decir que nosotros como ciudadanía, cuando presentamos la propuesta de la consulta, lo hicimos con las preguntas. No esperábamos que las cambiaran. Finalmente se llegó a los objetivos. El primer objetivo es que salga Maduro del poder que está detentando inconstitucionalmente. El objetivo que se logra también con la tercera pregunta es el de la ayuda internacional, una vez que se haga esta manifectación directa de la voluntad popular sin ninguna interceptación. Por eso, invito a la participación y a que todos nos hagamos oír, tanto internamente como internacionalmente”, expresó la magistrada.

Mármol de León también se pronunció sobre la opinión de quienes señalan que la consulta es “más de lo mismo”, en referencia a la movilización del 16 de julio de 2017 que despertó gran expectativa, pero no produjo resultados concretos. Admitió que si bien al día siguiente de la consulta no va a estar Maduro fuera del poder, se trata de una manifestación de la voluntad, de la soberanía popular ante la comunidad internacional que exhortó a los venezolanos a buscar una solución a la crisis mediante un procedimiento interno que fuera pacífico, democrático y electoral. “Si queda determinado que se ha puesto en jaque el régimen interno de Venezuela, se ha quitado la careta al no acatar la voluntad popular, esta vez en forma directa, sin intervención del Consejo Nacional Electoral (CNE). Estamos pidiendo apoyo internacional no estamos pidiendo intervención. Estamos pidiendo, como lo dice la pregunta tercera, cooperación, apoyo, en la restauración de la democracia en Venezuela. Esa cooperación puede ser de tipo económico, de gestionar apoyo de muchos países, de acciones que pongan al régimen en la absoluta necesidad de irse, de desalojar el poder que están detentando inconstitucionalmente”. 

De igual modo, insistió en que las circunstancias no son las mismas a las del 16-J, pues en aquel momento “no teníamos un presidente encargado constitucional; no teníamos el apoyo de más de 60 países a ese presidente; no teníamos una diáspora de más de 5 millones de venezolanos. No teníamos la certificación, por decirlo de alguna manera, de la ONU de que las altas autoridades usurpadas comenten crímenes de lesa humanidad. Aquel esfuerzo no se perdió, porque es el que permitió, en gran parte, que hoy estemos en esta consulta con la atención internacional que hay alrededor de esta”.

Poderes cautivos

La magistrada emérita enfatizó que con la consulta se expresa de forma directa la soberanía popular y reiteró que el proceso no culmina el 12 de diciembre. “La vamos a llevar a la arena internacional. Vamos ante las organizaciones internacionales y ante los presidentes de cada país para que participen en el apoyo y la protección de la democracia en el continente. Eso está en las bases fundacionales de las organizaciones a las cuales pertenecen los países que nos exigieron el procedimiento interno, pacífico, electoral y democrático”.

Frente a quienes comparan la consulta con las elecciones parlamentarias convocadas por el oficialismo, Mármol de León exclamó que es imposible comparar ambos procedimientos. “La consulta ciudadana es una propuesta honesta, íntegra, democrática y tiene una finalidad muy concreta, y es restaurar el estado de derecho en Venezuela, restaurar las instituciones y que todos podamos vivir en democracia. El régimen no está haciendo un procedimiento electoral, está haciendo un fraude electoral cantado, comenzando por el organismo que lo preside que es el CNE, del cual forman parte dos magistradas de la Sala Constitucional que se autodesignaron como rectoras del CNE. Con un CNE de esa naturaleza ese procedimiento está descalificado, eso sin dejar de mencionar que le quitaron las tarjetas a los partidos políticos y toda la barbarie de la cual está recubierto ese proceso”, manifestó. 

Mármol de León también cuestionó la actuación del TSJ, el cual afirma es utilizado como una herramienta del Ejecutivo para someter a la ciudadanía y a la población a la injusticia permanente. “La primera meta del régimen fue apoderarse del Poder Judicial. Eliminó la carrera  judicial, eliminó los jueces de carrera, se apoderó de del TSJ, llevó los magistrados de 12 a 20 para que no se produjeran las decisiones que desagradaran. Desde que ocurrió esa transformación, la justicia no fue una consideración. El TSJ ha ido gradualmente suplantando la Asamblea Nacional en todas sus facultades, así es como designaron a los miembros del CNE. Este gobierno depende del poder y lo ejerce a través del TSJ y es por eso  que ahora van orientados a este fraude electoral cantado para apoderare del único poder legítimo que queda en Venezuela que es el Parlamento”.

Considera que debe haber una renovación total del Poder Judicial, pues éste está tomado “desde el TSJ hasta el último juez de municipio en Venezuela”  y las órdenes las da el Ejecutivo. “Ese TSJ tendría que ser reformulado completamente. Con honrosas y muy escasas excepciones tendrían que ser eliminados los magistrados que están, habría volver a la conformación anterior, porque no ha sido sino una herramienta de dominio del gobierno. Además, creo que hemos probado hasta la saciedad que diálogo con este gobierno no hay. El único diálogo que este régimen presenta es el que les permita a ellos permanecer en el poder para siempre”. 

Expresión ciudadana

Blanca Rosa Mármol de León reiteró que la soberanía expresada en la voluntad popular le va a decir al mundo lo que los venezolanos quieren y la comunidad internacional se verá emplazada a tomar postura. “Cuando eso esté sobre la mesa no podrán esquivarlo. Si la situación llegara a ese extremo, se verían obligados a decir si son o no defensores de la democracia, es su opción. Ellos escogerán qué hacer y cómo quedar. Yo no creo que puedan diluirlo”.

Recordó que en el proceso, que se hará de forma presencial y virtual, podrán participar los más de 5 millones de venezolanos que han salido del país para escapar de la crisis.Hemos recibido expresiones de funcionarios de Estados Unidos de que ellos apoyarían la voluntad popular y eso es una conducta que es igual a escala mundial. De manera que no se puede apoyar lo que dice la ciudadanía y la voluntad popular, sin apoyar la salida de esta tiranía”.

Ante la pregunta que da nombre al programa, sostiene que Venezuela va hacia la recuperación de la democracia. “Estoy absolutamente segura de eso. Estamos haciendo la consulta popular, pero no se termina el 12 de diciembre, esta es una lucha que continua con la ciudadanía, con los venezolanos que estamos aquí y con los de la diáspora, no vamos a  cejar en el empeño hasta que recuperemos la democracia. Estoy segura de que los venezolanos en su inmensa mayoría quieren la democracia y nos van a acompañar en esta lucha. Nosotros no somos sino una expresión de esta ciudadanía de la que formamos parte”, afirmó.

 

Share This