Seleccionar página

Conspiración Veroes-Motta Domínguez: ¿Cómo funcionó el mecanismo de corrupción en Corpoelec?

Noticias

Transparencia Venezuela, 5 de septiembre de 2019.- Compadrazgo y dólares. La conspiración gestada en Corpoelec que involucra a dos generales venezolanos y dos empresarios, es uno de los 19 casos investigados en Estados Unidos, al menos hasta mediados de este año, según un registro adelantado por Transparencia Venezuela sobre la más grande red  de corrupción en nuestro país, cuyos tentáculos se extienden al menos a 69 naciones.

En junio de 2019 se presentaron en el Distrito Sur de Florida cargos por lavado de dinero contra el  exministro de Energía Eléctrica y expresidente de Corpoelec, general Luis Motta Domínguez, acusación que también recayó sobre el  exviceministro de Finanzas e Inversiones del mismo ministerio, el militar, Eustiquio José Lugo Gómez. Casi en paralelo, la Oficina del Tesoro para el Control de Activos Extranjeros (OFAC) sancionó a ambos generales.

Se les señala por otorgar contratos de compras de Corpoelec por más de 60 millones de dólares a tres empresas en Florida a cambio de sobornos.  

¿Cómo funcionó esta conspiración?

Los empresarios Jesús Ramón Veroes y Alberto Chacín Haddad obtuvieron 11 contratos, entre 2016 y 2018,  con los buenos oficios del general Luis Motta Domínguez- entonces ministro de Energía Eléctrica y presidente de Corpoelec- y del también general Eustiquio Lugo Gómez, jefe adquisiciones. 

Bajo las supuestas buenas intenciones de frenar la crisis eléctrica, se enviaron a Venezuela, por ejemplo,  500 transformadores que solo eran compatibles con los sistemas eléctricos de Cuba y Nicaragua. También compraron 40 montacargas en Emiratos Árabes Unidos que vendieron a Corpoelec con un sobreprecio de 300%. 

Los empresarios  Veroes y Chacín Haddad están en una prisión federal en EEUU por blanqueo de capitales. 

 

 

Web

Share This