Diseñar políticas públicas adecuadas y denunciar son claves para mitigar impacto de la cuarentena en el incremento de la violencia de género

Carta a Bachelet

Desde octubre de 2019, Transparencia Venezuela, en alianza con la Subcomisión de Mujer y Equidad de Género del Parlamento, puso a disposición de la ciudadanía su aplicación Dilo Aquí para recibir denuncias de violencia contra la mujer

Transparencia Venezuela, 25 de noviembre de 2020. De acuerdo con los registros de organizaciones de la sociedad civil defensoras de los derechos de la mujer y a reportes de diferentes medios de comunicación independientes, el confinamiento por la pandemia por COVID-19 ha sido el detonante para que se dispararan las cifras de agresiones y otros actos de violencia contra la mujer por razones de género, incluyendo su forma más brutal: el femicidio.  Se trata de un problema global de vieja data que afecta especialmente a las latinoamericanas. ONU Mujeres (entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer) ha señalado que en América Latina se ubican 14 de los 25 países con los índices de femicidios más altos del mundo. Hasta noviembre de 2019, según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), en la región se registraron 3.800 femicidios. El Salvador lidera la lista con una cifra de 6,8 mujeres asesinadas por cada 100.000 habitantes. En el caso de Venezuela, la última data que la Cepal pudo recolectar fue en 2016. El reporte arrojó 0,8 femicidios por cada 100.000 habitantes. Esto se debe a la falta de información oficial sobre estos crímenes en el país, según lo denunciado por la antropóloga Aimée Zambrano, responsable del subregistro de mujeres asesinadas del Monitor de Femicidios de Utopix, organización defensora de los derechos de la mujer.

Según los datos recolectados por Utopix, entre enero y octubre de 2020, 217 mujeres, adolescentes y niñas venezolanas resultaron asesinadas a manos de sus familiares o bandas delictivas. De esa cifra, 148 crímenes ocurrieron durante ocho meses de confinamiento por la pandemia de COVID-19. Esto pareciera indicar que existe una relación directa entre la cuarentena y el aumento de la violencia contra la mujer. Expertos señalan que, debido al confinamiento obligatorio y a la insostenible situación económica del país, la tensión en los hogares ha aumentado, provocando el alza en los números de denuncias de violencia contra la mujer. Ante esta realidad, desde octubre de 2019, Transparencia Venezuela, en alianza con la Subcomisión de Mujer y Equidad de Género de la Asamblea Nacional, amplió el campo de acción de Dilo Aquí, aplicación concebida como herramienta para la denuncia de actos de corrupción, con la creación de un canal para recibir y procesar casos relacionados con violencia hacia la mujer, incluidos los que involucren actuaciones irregulares de funcionarios y abusos de poder como la sextorsión.

Pandemia silenciosa

De acuerdo con la data obtenida por Dilo Aquí sobre casos de violencia contra la mujer basada en género, 73,9% de las denuncias fueron realizadas por mujeres. De esta cifra, 64,7% fueron víctimas directas de la agresión, mientras que 36% de las denuncias las hicieron por mujeres testigos de agresiones contra las sobrevivientes de violencia. Por otra parte, 21,7% de las denuncias recibidas a través de la herramienta, fueron efectuadas por hombres testigos de actos de violencia contra la mujer que reportaban. 

El análisis de los registros de Dilo Aquí arrojó que 69,5% de las denuncias recibidas  comportan agresiones de tipo psicológico; 47,8% son por violencia física y 17,3% corresponden a casos de violencia sexual. De igual modo, se pudo evidenciar que los casos que presentaban violencia física aumentaron a partir de marzo de 2020, mes en el que se decretó el estado de alarma y emergencia en el territorio nacional, y se implementó el confinamiento obligatorio de la ciudadanía como parte de las medidas para frenar el avance del COVID-19. En este período, en el que las mujeres se encuentran en situación de mayor vulnerabilidad y deben convivir 24 horas del día con sus parejas y familiares, el incremento de la violencia por razones de género ha sido considerado por algunos expertos como una “pandemia dentro de la pandemia” que –según las cifras de Utopix- deja un saldo de al menos 5 víctimas mortales cada semana. 

Por ello, este 25 de noviembre, cuando se conmemora el Día Internacional contra la Violencia hacia la Mujer, Transparencia Venezuela hace un llamado a las autoridades a que se diseñen de forma perentoria políticas públicas adecuadas que permitan mitigar el efecto de la cuarentena sobre el aumento de casos de violencia de género, para prevenir la violencia hacia la mujer en todos los contextos y garantizar que se cumpla lo dispuesto en la Ley Orgánica Sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida libre de Violencia.

La organización ha puesto a disposición Dilo Aquí, aplicación móvil que se descarga de forma fácil en sistemas iPhone y Android, así como la línea telefónica 0424-1981060 y el correo  electrónico denuncia@transparencia.org.ve, para recibir y canalizan denuncias de cualquier hecho que implique violencia contra la mujer. Además, el equipo jurídico de la Oficina de Atención Legal Anticorrupción (ALAC) de Transparencia Venezuela ofrece atención primaria gratuita y remite los casos a las organizaciones aliadas que trabajan en defensa de los derechos de la mujer. 

Share This