Seleccionar página

Desde Monitor Legislativo en nuestra función de seguimiento a lo que ocurre dentro de la Asamblea Nacional por su vital importancia y repercusión que tiene en el funcionamiento de las normativas legales que rigen la nación, nos hemos tomado la tarea de recordar cuales son los instrumentos legales que garantizan los derechos civiles, esto con motivo a las recientes manifestaciones y protestas que se han registrado en el territorio nacional.

 

En esta ocasión, explicaremos cuál es el rol de la Defensoría del Pueblo, instancia que en el país surge a partir de la Constitución de 1999, y que históricamente ha sido creada  para constituirse en un límite a los abusos cometidos por las autoridades estatales, así como para promover el respeto de los derechos humanos y contribuir a dotar a la sociedad de una cultura interior sobre la vigencia de los mismos.

 

La Defensoría del Pueblo forma parte del Poder Ciudadano, que tiene por mandato constitucional la responsabilidad de, prevenir, investigar y sancionar los hechos que atenten contra la ética pública y la moral administrativa; velar por la buena gestión y la legalidad en el uso del patrimonio público, el cumplimiento y la aplicación del principio de la legalidad en toda la actividad administrativa del Estado, e igualmente, promover la educación como proceso creador de la ciudadanía, así como la solidaridad, la libertad, la democracia, la responsabilidad social y el trabajo.

 

La Defensoría del Pueblo dentro de los aspectos antes señalados tiene a su cargo la promoción, defensa y vigilancia de los derechos y garantías plasmados en la Constitución además de defender el cumplimiento de todos los instrumentos internacionales sobre derechos humanos. La Carta Magna establece dentro de las atribuciones que le corresponde cumplir al Defensor o Defensora del pueblo entre otras cosas, velar por el respeto y garantía de los derechos humanos, de igual forma debe instar a la Fiscalía General de la República a realizar acciones o recursos  contra funcionarios públicos que sean responsables de la violación o menoscabo de los derechos humanos.

 

Es por esto que ante cualquier situación de violación de derechos humanos es la Defensoría del Pueblo el organismo que debe acudir y hacer respetar la ley en esta materia.

 

Constitución de la República Bolivariana de Venezuela:

 

Artículo 280. La Defensoría del Pueblo tiene a su cargo la promoción, defensa y vigilancia de los derechos y garantías establecidos en esta Constitución y los tratados internacionales sobre derechos humanos, además de los intereses legítimos, colectivos y difusos, de los ciudadanos. La Defensoría del Pueblo actuará bajo la dirección y responsabilidad del Defensor o Defensora del Pueblo, quien será designado o designada por un único período de siete años. Para ser Defensor o Defensora del Pueblo se requiere ser venezolano o venezolana, mayor de treinta años, con manifiesta y demostrada competencia en materia de derechos humanos y cumplir con las exigencias de honorabilidad, ética y moral que establezca la ley. Las faltas absolutas y temporales del Defensor o Defensora del Pueblo serán cubiertas de acuerdo con lo dispuesto en la ley.

Share This