Seleccionar página

“Hay pocas posibilidades de que Venezuela recupere activos incautados por corrupción”

Noticias

Transparencia Venezuela, 12 de diciembre de 2018.- “No hay experiencias positivas en cuanto a la recuperación de activos”. Mercedes De Freitas, directora ejecutiva de Transparencia Venezuela analizó las repercusiones de los procesos que tribunales de varios países instruyen contra ex funcionarios venezolanos, que han dejado al descubierto un entramado de corrupción sin precedentes en nuestro país.

“Si en algún momento hay un gobierno que quiera re institucionalizar el país y avanzar en un proceso transparente de anticorrupción, desarrollo y progreso, no deberíamos contar con ese dinero”, acotó De Freitas, quien aseguró que ese criterio es sostenido por expertos en el tema.

La directora ejecutiva de Transparencia Venezuela participó en una transmisión en vivo junto a la periodista de investigación venezolana, Tamoa Calzadilla, como parte de las actividades de la organización con motivo del Día Internacional Contra la Corrupción, que se conmemora todos los 9 de diciembre.

El criterio también fue secundado por la comunicadora social. “Ya nos han dicho que hay poca fe en que se devuelvan a Venezuela (los activos incautados). No van a devolverlo. En Estados Unidos hay una consciencia cada vez mayor de que en Venezuela hay una cleptocracia”, acotó Calzadilla.

Dijo que hay una posición frontal de los países de no devolver al erario público venezolano lo sustraído. “Hay una disposición del mundo de decir a ustedes no, si ustedes mismos se los están robando. No estamos hablando del sector privado, estamos hablando de Pdvsa, de su tesorería, de su sistema de cambio de divisas, cómo van a pedir que les devolvamos tanto dinero”, señaló la comunicadora social.

De Frietas indicó que lo que ha revelado el escrutinio al que se ha sometido el entramado de corrupción de ex funcionarios venezolanos en otros países, es que “todos los casos tienen que ver con Pdvsa o con el manejo del cambio diferencial. Ahí está el caso de Nervis Villalobos,  la Banca de Andorra o Money Flight”.

La periodista Calzadilla  precisó que expertos en EEUU sostienen que el proceso conocido como Money Flight “ha sido catalogado como el caso de lavado de dinero más grande de la historia del sur de la Florida”.

Mercedes De Freitas subrayó los niveles corrupción alcanzados por ex funcionarios del Estado venezolano. “Estamos hablando de la destrucción del aparato productivo, de una confiscación de una cantidad de bienes tan grosera que explica la crisis que tenemos en el país”.

Recordó el caso de Nervis Villalabos, ex vice ministro de Energía, que cayó en desgracia a partir de una propina de 99.980 euros entregada a un empleado de un hotel en Paris, hecho que ocurrió hace una década. “Es el principio de toda una novela”, agregó.

Recordó que al ex viceministro de Energía le han congelado 115 inmuebles en España. “En España nada cuesta menos de 500.000 euros. Así que son montos gigantescos”, señaló De Freitas.

Calzadilla, encargada de Proyectos Especiales e Investigación en Univisión Noticias, recordó que en el caso de Nervis Villalobos son al menos 70 millones de dólares.

Justicia EEUU sigue tejiendo la trama

De Freitas y Calzadilla analizaron cómo la justicia internacional- en EEUU, España y más recientemente Argentina con el caso de los Kirchner y Hugo Chávez- evidencia resultados concretos contra los responsables de sustraer cantidades exorbitantes de las arcas del país, mientras que en Venezuela la acción judicial pareciera discrecional.

La periodista Tamoa Calzadilla se refirió a los ex funcionarios de distintos niveles que están buscando el amparo de la justicia de EEUU, que ha estado muy activa en los últimos meses en cuanto a la trama de corrupción que se tejió en torno al llamado chavismo.

 Alfonzo Eliecer Gravina Muñoz,  ex funcionario de PDVSA, es el caso que ha salido a la luz en horas recientes, tras declararse también culpable.

“Empiezan a declararse culpables, empiezan a asumir culpas porque se dan cuenta que con la justicia de EE UU les vale más decir «si yo fui y les voy a contar como fue» y reducen la pena. Muchos salen en un par de años, o menos, porque siguen colaborando”, acotó la comunicadora.

Tal es el caso de Alejandro Andrade, quien en el juicio “se comprometió a colaborar más”, para bajar su condena,  que fue de 10 años.

Mercedes De Freitas refirió que a nivel internacional hay una discusión en términos de justicia sobre el mecanismo de delación premiada o colaboración eficaz, por la reducción de pena que obtienen los acusados. “La verdad lo que estamos viendo es que si no hay información por parte de los responsables, no se llega a mas información, aunque en términos de justicia quisiéramos un castigo un poco mayor”.

De Freitas indicó que la corrupción viene unida con el lavado de dinero, pero también las investigaciones revelan vínculos con el narcotráfico, como el caso de los sobrinos de la pareja presidencial, y hasta se habla de terrorismo.

“Ahora vemos en Venezuela que entra el oro en esta nueva película de terror que significa la corrupción en el país”, acotó De Freitas.

La justicia en Venezuela

«El fiscal impuesto por la Constituyente, Tarek William Saab, ha emprendido una especie de cruzada contra la corrupción contra algunos personajes del chavismo y sabemos que si ha habido algunas medidas contra algunos que antes eran intocables, como por ejemplo Diego Salazar, primo de Rafael Ramírez, el propio Rafael Ramírez”, dijo Calzadilla.

Recordó que Claudia Patricia, la ex enfermera de Chávez y su esposo, Adrián Velásquez Figueroa, fueron solicitados en extradición por  Saab. La pareja está alegando ante la justicia española que ellos son “perseguidos políticos” para evitar ser extraditados.  Refirió Calzadilla que la Audiencia Nacional Española les respondió por separado, que no son perseguidos políticos porque no son opositores, que no había prueba de que ese es un asunto personal de un particular y basan su argumentación en la investigación Panamá Paper “que demostró que aquí hubo posible blaqueo de dinero, asociación para delinquir y una serie de delitos tipificados en la justicia venezolana”.

Según la periodista Calzadilla hay un interés abierto por el encargado por “hacer justicia o venganza” y se “aplica justicia para unos y para otros no”.

Share This