Seleccionar página

Implementación de Gobierno Abierto en Venezuela es imperativa y perentoria ante pandemia por el #COVIDー19

Noticias, Slider Home, Uncategorized

Los venezolanos enfrentan la emergencia sanitaria en el marco de una crisis humanitaria compleja, causada por el Patrón de Corrupción implantado en el país. La transparencia, la rendición de cuentas y la participación de la ciudadanía en las decisiones sobre políticas públicas es impostergable para superar las distorsiones generadas en lo social, económico y político. 

Transparencia Venezuela, 3 de mayo de 2020. La emergencia sanitaria provocada por el COVID-19 posee dimensiones complejas y ha requerido la intervención de los Gobiernos y máximas autoridades de salud a nivel global para contener el avance del virus y prestar la atención necesaria a los afectados. La situación exige respuestas rápidas y efectivas para el manejo y la superación oportuna de la pandemia. La adopción de medidas bajo este esquema de celeridad puede llevar a la flexibilización, relajación e incluso omisión de controles legales, institucionales, sociales y públicos que pongan en riesgo la transparencia de las decisiones gubernamentales y debiliten los mecanismos de rendición de cuentas y lucha contra la corrupción, tan importantes en el uso de los recursos públicos.

En este sentido, la exigencia al gobierno para preservar los recursos públicos y obtener de ellos el mayor provecho, con la participación de los ciudadanos en la definición y resolución de los asuntos, es cada vez más fuerte en el mundo entero, y un imperativo en el marco de esta pandemia. La preservación de lo público es indispensable. Hoy, cuando se registra una contracción económica mundial como consecuencia de las medidas adoptadas para contener el contagio, es perentorio cuidar los recursos con los que se cuenta, y asegurar que, en medio de la pandemia, pueda crearse la diferencia entre salvar vidas o no. Un modelo de gestión pública que posibilite alcanzar estos objetivos es urgente. Gobierno Abierto es la opción.

Antes de la llegada de la pandemia por COVID-19 a Venezuela, ya el país estaba sumergido en una crisis humanitaria compleja, como resultado de un gobierno que ha fortalecido su permanencia en el poder mediante la implantación de un gran Patrón de Corrupción. El manejo discrecional de los recursos, la ausencia de controles, la opacidad y la ausencia de rendición de cuentas, son características de este patrón. La desconfianza en los altos funcionarios del Estado se acentúa en medio de esta pandemia. 

Se estima que las cifras oficiales del avance del virus no son transparentes, no existe información pública de calidad ni rendición de cuentas a la que se pueda tener acceso. Se desconocen los detalles de los planes y programas en el marco de la emergencia, la dimensión de las medidas excepcionales y no ha habido rendición de cuentas de los recursos que se han destinado a atender la vida de los venezolanos en esta situación. La Encuesta de Presupuesto Abierto 2019, publicada recientemente por Transparencia Venezuela, da cuenta de la opacidad presupuestaria, como política de Estado, que caracteriza el manejo de los recursos públicos del país. 

Esta semana el mundo celebra el modelo de Gobierno Abierto y es una oportunidad para que los venezolanos exijan esta práctica tanto a nivel nacional, como regional y local. La gestión pública desde cualquier nivel debe cumplir con los estándares internacionales de transparencia, rendición de cuentas y participación ciudadana. La implementación del modelo permitirá resolver problemas económicos y sociales, tanto estructurales como coyunturales, de manera responsable y con el esfuerzo de todos. 

Gobierno Abierto, el modelo

El Gobierno Abierto -la octava acción contenida dentro del mandato para la lucha contra la corrupción, presentado por la Coalición Anticorrupción en el país-,  es la nueva forma, a nivel mundial, en la que se relacionan las autoridades con los ciudadanos, a través de una administración basada en el diálogo, con mayor equilibrio de poder entre el Gobierno y la gente, al tiempo que se reconoce en la ciudadanía un papel corresponsable.

El Manual de Gobierno Abierto, elaborado por Transparencia Venezuela, recoge la propuesta que presenta Transparencia Internacional y amplia los principios de la Alianza para el Gobierno Abierto, agrupándolo en 4 ejes: (i) transparencia y rendición de cuentas, (ii) sistemas anticorrupción, (iii) innovación tecnológica y datos abiertos, e (iv) interacción gobierno-ciudadanía.

Transparencia y rendición de cuentas. Este principio postula que los ciudadanos deben tener la potestad de solicitar y acceder a la información que está en manos de los entes del Estado, mientras que las autoridades deben poner a la disposición de la población la información necesaria y rendir cuentas de sus proyectos, actividades y resultados de su gestión.

Sistemas robustos de lucha contra la corrupción. Señala que es determinante impulsar la promulgación de leyes, normas, políticas y prácticas destinadas a erradicar los riesgos de corrupción en la administración pública. Se trata de fortalecer la institucionalidad, establecer férreos controles anticorrupción, así como medidas para prevenir la impunidad y dictar sanciones efectivas.

Innovación tecnológica y datos abiertos. La información de los organismos de Gobierno debe estar a disposición de todos los ciudadanos, respetando las características de los datos abiertos. Es decir, libre acceso, utilización y reutilización de información sin mecanismos de control o propiedad.

Interacción gobierno-ciudadanía: Se promueve e impulsa una real intervención del ciudadano en la toma de decisiones sobre definición y establecimiento de políticas sobre asuntos públicos que afectan su diario devenir en la comunidad. Se deben propiciar las condiciones que le permitan intervenir en el desarrollo de las políticas públicas, exigir sus derechos y realizar aportes a la vida ciudadana.

El establecimiento del modelo de Gobierno Abierto busca generar la confianza de la ciudadanía en las autoridades. Ello eventualmente refuerza el desempeño de los servidores públicos, al tiempo que puede propiciar en las personas una mayor disposición a realizar contribuciones y cumplir con impuestos para el apoyo de las políticas públicas. Además, permite garantizar mejores resultados al menor costo. El codiseño y ejecución de políticas, programas y prestación de servicios con los ciudadanos, las empresas y la sociedad civil ofrece el potencial para sacar mayor utilidad a un conjunto amplio de ideas y recursos, muy necesarios en Venezuela donde la crisis de los servicios públicos se ha profundizado.

Por otra parte, la práctica asegura la equidad de acceso en la formulación de políticas públicas, mediante la reducción de obstáculos y limitaciones a los ciudadanos en los procesos de decisión. Se eliminan las barreras para la participación. También, el compromiso de la ciudadanía y del modelo de Gobierno Abierto son cada vez más reconocidos en el mundo como motor de la innovación y de creación de valor en el sector público y privado. Se mejora la eficacia mediante el aprovechamiento de los conocimientos y los recursos de los ciudadanos, las políticas pueden más efectivas y específicas, atiendan a las necesidades y se eliminan desgastes potenciales. 

Haz clic para acceder a Manual-de-Gobierno-abierto-2019.pdf

Share This