Seleccionar página

Juan Guaidó: “Participar en un fraude electoral es legitimar a la dictadura”

Noticias, Slider Home

En su estreno, el programa “Para dónde vamos” tuvo como invitado al presidente interino, quien insistió en el llamado a la construcción de consensos para lograr la transición, elecciones libres y atención a la emergencia humanitaria, además de asomar la posibilidad de acuerdos con la DEA

Transparencia Venezuela, 28 de agosto de 2020. El relanzamiento del Gobierno de Emergencia Nacional fue anunciado este jueves por el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, quien reiteró su postura de no participar en las elecciones parlamentarias convocadas para el 6 de diciembre por el gobierno de Nicolás Maduro, e insistió en su llamado a los líderes de los diferentes sectores políticos a crear un pacto unitario en torno a lo que se ha dado a conocer como la “hoja de ruta” de la oposición venezolana. Esta estrategia incluye una consulta nacional, la movilización de los ciudadanos y más acciones internacionales, entre ellas un posible acuerdo con la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), sobre el cual dijo que dará detalles próximamente. Guaidó, quien estuvo como invitado en la primera edición del programa de entrevistas “Para dónde vamos”, presentado por la Coalición Anticorrupción y Transparencia Venezuela, a través del canal Espacios de Transparencia, calificó el proceso comicial como un fraude, desconocido por la comunidad internacional. 

“Participar en un fraude electoral es legitimar a la dictadura. Para que haya un proceso libre y democrático se requieren cinco condiciones que no están dadas hoy en Venezuela: el derecho a elegir y ser elegido, no es la dictadura quien decide quienes son nuestros candidatos. Hay 27 organizaciones políticas que no van a participar en ese fraude. Segundo, la no judicialización de los partidos políticos de todos los sectores. Tercero, cronograma de elecciones presidenciales y parlamentarias. Las otras son la observación internacional y un árbitro imparcial. El problema en Venezuela no es el parlamento, es la usurpación de funciones que ejerce Maduro, sobre quien pesa una recompensa de 15 millones de dólares”, señaló.

Sobre la anunciada liberación del diputado Juan Requesens, como resultado de un posible acuerdo de cara a las elecciones, Guaidó recordó que en el país hay 482 presos políticos y que cualquier liberación sería bienvenida. Sin embargo, negó tener conocimiento sobre algún tipo de negociación.

¿Si el régimen ofrece condiciones y la liberación de presos políticos como Juan Requesens podría llamar a participar en las elecciones de diciembre?

Juan nunca ha debido estar tras las rejas. Esperemos que sea cierta su liberación. Ni yo, ni el Parlamento Nacional, ni los partidos que suscribimos la no participación en el fraude de la dictadura, tampoco la comunidad internacional, ni los que nos estamos reuniendo en el proceso de Pacto Unitario para construir una opción movilizadora que nos lleve a la transición, tenemos información de ninguna negociación con el régimen. No están dadas las condiciones para unas elecciones competitivas que represente una alternativa de cambio para los venezolanos. 

El exgobernador Henrique Capriles publicó un comunicado donde plantea que la oposición podría perder la Asamblea Nacional por forfait.

Más allá de las preguntas de importantes líderes nacionales como lo es Henrique, como lo es María Corina, Antonio y los de todos los partidos, lo importante es construir posiciones de consenso. Hoy la comunidad internacional no reconoce ese fraude. Si la dictadura difiere las elecciones por la pandemia o porque no llegaron las máquinas lo que pasaría es que se alarga el período del Parlamento. No es un tema de espacios, que están reconocidos por la comunidad internacional, se trata de cómo podemos ejercer esa mayoría y aproximar la transición. La dictadura arrastra al país a una situación de colapso y estamos resistiendo y planteando alternativas de solución.

¿Qué responde a quienes, como la Conferencia Episcopal, afirman que esto sería repetir el escenario de 2005?

Nos hemos reunidos con todos los sectores de la sociedad civil, entre ellos la iglesia. Hemos recorrido un trayecto largo, construimos una mayoría, la hemos ejercido a través del voto. La diferencia es que ahora la comunidad internacional no reconoció el fraude cuatro meses antes del proceso que plantea el régimen. El respaldo internacional es central, pero sabemos que no es suficiente. Por eso es importante buscar alternativas para ejercer la mayoría, para presionar, presentar garantías como el Gobierno de Emergencia Nacional que derivó en nuestra mediación con el régimen en Noruega. Un esquema que lleve a la dictadura a perpetuarse y aplastar al venezolano no es una opción de solución. La gran pregunta, a la que estamos dando respuesta en las reuniones con todos los sectores del Pacto Unitario, es cuáles son los mecanismos para que, en dictadura y pandemia, podamos ejercer la mayoría como herramienta útil de cambio, que el ciudadano no se sienta utilizado. Están en discusión la posibilidad de una consulta, de movilizaciones, de canalizar la demanda social a través de la protesta salvaguardando la salud del venezolano. 

Si la gran mayoría quiere un cambio político, ¿por qué no llamarla a votar el 6 de diciembre y convertirlo en un hecho movilizador para presionar a Maduro?

Hoy no podemos postular a ninguno de los candidatos o liderazgos naturales de cualquier circuito, pues no solamente están secuestrados los partidos políticos, sino que no hay observación internacional, no hay un árbitro. Participar en un fraude no es la única forma de ejercicio de la mayoría. Por el contrario, participar en un fraude legitimaría una dictadura. Lo que tenemos que hacer es deslegitimar el fraude y luchar por condiciones electorales. No podemos hacer nada que disminuya nuestra posición en el terreno, ganada y construida por todos. Tampoco podemos caricaturizar la posición de 27 partidos políticos, 105 organizaciones de la sociedad civil e importantes factores internacionales por el juego político de un pequeño sector que pareciera hacerle el juego al régimen, hablo de lo que llaman “la mesita” y “los alacranes”, esos no representan a la oposición. 

¿Cuál es la hoja de ruta que se propone para poder avanzar?

Nos hemos reunido no solo con la sociedad civil venezolana, sino también con los cancilleres y presidentes de los gobiernos de los países aliados, organismos internacionales. Lo que hemos propuesto son dos áreas de acción fundamentales y una trasversal que es la atención a la emergencia humanitaria, que se traduce en la donación directa a través de la OPS y la Cruz Roja Internacional, en paralelo, ejercer y aumentar la presión internacional e interna. En lo nacional consolidar la propuesta de consulta y protesta, alternativas que no sean solo de carácter simbólico, sino que tengan canalización inmediata. Esto viene acompañado de un trabajo de inteligencia y un tratado que estamos haciendo con la DEA que anunciaremos próximamente. Estamos hablando del relanzamiento del gobierno de emergencia. Se ha propuesto el uso de la fuerza y el quiebre, hay que ser más precisos. Hay una propuesta de levantamiento de sanciones que respalda Estados Unidos, pero no es de gratis, tiene que ver con la transición, con un cronograma de elecciones, con un árbitro independiente, una elección presidencial, con el cese a la persecución a los venezolanos. Hay una presión internacional en el medio de la cual está la propuesta de transición y de atención a la emergencia humanitaria.

¿En esa consulta que señala se plantearía la continuidad del actual Parlamento o el gobierno interino?

No estamos planteando un tema del status quo. Estamos planteando el cambio de la dictadura, de la transición. No estamos hablando de continuidad, estamos hablando de cambio, de transformar al país. La consulta está orientada a eso, a impulsar las garantías para elecciones presidenciales y parlamentarias realmente libres. En Venezuela no estamos para simbolismos ni para diagnósticos, estamos para el ejercicio de la mayoría que hemos construido por años.

¿Cómo evitar que esa consulta reedite a la del 16 de julio de 2017 que no tuvo efectos concretos y que llevó a fracturas dentro de la oposición?

El ejercicio ciudadano del 16 de julio fue exitosísimo, lamentablemente mal ejecutado luego. Se expresaron más de 7 millones de personas, porque articulamos con las iglesias, estudiantes y partidos políticos para tener ese logro. La diferencia ahora será orientar a los objetivos políticos. La gran expectativa es cambiar a Venezuela, que salga Maduro, eso se traduce a que regrese la familia, a tener agua, a tener comida. La cotidianidad se convirtió en una urgencia, atender una necesidad es una urgencia, eso es lo que tenemos que evitar. Tenemos herramientas para superar esta situación y varias opciones para hacer de esto algo vinculante y no simbólico. Estamos llevando varias propuestas y en los próximos días anunciaremos los adelantos que hemos alcanzado en los tres grandes bloques para activar una lucha en todo el país de No al fraude, Sí a la transición y al cambio.

El exgobernador Capriles dice que el gobierno interino es una ficción. ¿Dónde gobierna el gobierno interino?

Recientemente logramos en Davos varios acuerdos internacionales. Para cada héroe del sector salud que está arriesgando su vida es una realidad; para los que están siendo atendidos a través de la OPS y la Cruz Roja Internacional;  para los venezolanos que quieren un cambio. Entiendo la postura de cada dirigente, porque lo que queremos es efectividad y eso se traduce en atender nuestra emergencia. Hoy todos debemos sumarnos a enfrentar a la dictadura, a lograr un gobierno de emergencia nacional. Lo que hoy es una absoluta ficción es la simulación de control que tiene Maduro, porque juega con la estabilidad de la nación, con los activos de la República y la integridad territorial. Todas las posiciones políticas de individualidades las debemos tomar en cuenta para tratar de construir el mayor consenso posible.  Apuesto a deponer cualquier posición personal por el país. Mi rol no es ocupar una silla, es lograr una transición, lograr una elección presidencial libre. La única forma es que no esté Maduro. La pregunta es cómo y por eso la propuesta que estamos poniendo sobre la mesa con cada uno de los sectores. 

¿Qué le dice a quienes opinan que esta consulta llega tarde y que lo que busca es repartir culpas?

Los liderazgos no reparten culpas. Los liderazgos asumen responsabilidades y esta consulta es asumir la responsabilidad en primera persona, en mi caso, y todos los que quieran poner su granito de arena para sumar voluntades. Asumo la responsabilidad de este proceso, de la consulta a los diferentes sectores. Nuestra interlocución con estudiantes, iglesias, gremios, emprendedores y empresarios ha sido constante. Tenemos que plantar cara al desastre que produjo la dictadura y también a los errores que hemos cometido para avanzar.

Sobre el anuncio de posibles sanciones al comercio de diésel y la pertinencia de apoyar más sanciones que afectan más al ciudadano que al gobierno de Maduro, Guaidó recalcó que se trata de herramientas “para enfrentar a un personaje que arriesga la seguridad nacional e internacional, porque el terrorismo y el narcotráfico afectan no solo a Venezuela, sino a los países vecinos. Entonces esas sanciones focalizadas a violadores de derechos humanos y corruptos son parte de las herramientas que tenemos”.

Guaidó afirmó que los indicadores de Venezuela son indicadores de guerra: número de refugiados, contracción del PIB, acceso a bienes y servicios, la acción de grupos irregulares, destrucción del sistema eléctrico, decrecimiento de la producción petrolera, entre otros, que no empezaron con las sanciones. “Diluir la responsabilidad del régimen y trasladarla a las sanciones es un favor al aparato de propaganda que maneja el régimen. El único y absoluto responsable del sufrimiento de los venezolanos es la corrupción, la desidia, la destrucción de Pdvsa, el abandono del campo y de la industria, el fracaso económico”.

En cuanto a una eventual salida de Donald Trump y su respaldo a la propuesta de Gobierno de Emergencia Nacional, fue enfático al agradecer el respaldo de la administración de Trump a la causa venezolana, pero señaló que la gran apuesta de Maduro es tratar de hacer ver que si pierde o gana una u otra opción en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, “a ellos les podría ir un poquito mejor. Les tengo una noticia: Maduro, no hay forma. Tu problema no es solo con la Casa Blanca. Tu problema es con el Departamento de Justicia. Estás señalado por narcotráfico y terrorismo, y eso es un tema de independencia de poderes. Con el Jefe de Defensa y el de Seguridad estamos trabajando en acciones para enfrentar a la dictadura”. 

Guaidó hizo referencia a un artículo de la revista Forbes que catalogó a Maduro de “dictador brutal y estúpido”, por la forma como se ha comportado con el pueblo venezolano y por destruir la industria petrolera, “que era su sustento como clase política. Hoy creo que hay más petróleo vertido en el mar Caribe que lo que puede exportar la dictadura en este momento”.

Finalmente, sobre la pregunta que da nombre al programa, Guaidó dijo que saber para dónde vamos parte de dónde estamos. “Estamos en una crisis severa y compleja que nos reclama a todos. Hay barreras, como la pandemia, la persecución, la posibilidad de articulación, de transparencia, a dónde va Venezuela va a depender de los venezolanos. Yo la veo de cara a una transición, de cara a la posibilidad de ser libre. No me imagino a Venezuela que continúe Maduro usurpando funciones. Si destruyeron la industria petrolera, qué van a hacer con el Amazonas, con el Arco Minero, que no tiene procesos establecidos, una línea de producción poderosa cómo la tenía Pdvsa. No podemos permitir que destruyan a Venezuela”.

“Para dónde vamos” es una iniciativa de Transparencia Venezuela y la Coalición Anticorrupción para propiciar el debate de cara al proceso electoral anunciado para diciembre, que toda las semanas tendrá como invitados a líderes de los distintos sectores políticos del país. Vea la entrevista, realizada por el periodista Pedro Pablo Peñaloza a Juan Guaidó, haciendo click en el siguiente enlace.

Share This