Seleccionar página

Captura de pantalla 2016-07-19 14.08.39

La Gran Misión A Toda Vida Venezuela ha sido la más reciente política pública creada por el Gobierno Bolivariano para hacer frente a los problemas de inseguridad que afectan al país (programa de seguridad número 22 en los últimos 15 años), sin embargo, según la Organización de las Naciones Unidas, en Venezuela las cifras de homicidios han manifestado un continuo incremento desde 1995, a tal punto que, en la actualidad, Caracas constituye una de las ciudades más violentas del mundo con 122 homicidios por 100.000 habitantes[1].

Lo anterior evidencia, no sólo el pequeño impacto que ha tenido el programa en la persecución de su objetivo principal, sino, también, la ineficiencia por parte del Estado, a través de sus políticas públicas, para atacar el problema de inseguridad, durante los último años en los que no ha habido una disminución importante de este indicador.

Si bien, las cifras oficiales muestran que en Venezuela ocurren 39 homicidios por cada 100.000 habitantes, fuentes como el Observatorio Venezolano de la Violencia, exponen que la verdadera tasa de asesinatos que ocurren en el territorio es de 79 por cada 100.000 habitantes. Aunado a esto, el Plan Desarme sólo ha reducido en 1% el porte de armas ilegales según nota de El Nacional[2].

El presupuesto destinado a la seguridad interna, orden público y administración de justicia muestra una disminución en los recursos desde al año 2012, mientras que la inversión destinada al sector defensa ha ido en aumento ¿Contra quién es la guerra?

En lo que respecta a los lineamientos legales, en los planes y proyectos para una reforma judicial, no se han mostrado adelantos y la misma Fiscalía General de la República reconoció un índice de impunidad de más de 93%.

La reforma penitenciaria tampoco evidencia algún avance. El informe del Observatorio Venezolano de Prisiones expone que en el primer semestre de 2014 la población reclusa se incrementó en  3,22%, con un hacinamiento de 190% y una estadística de heridos y fallecidos de 110 y 150, respectivamente.

En cuanto al Plan Patria Segura, programa “especial” dentro de la misión, a partir del cual se ha aumentado el número de efectivos militares en labores de seguridad ciudadana, se han manifestado serias críticas, pues, además de ser inconstitucional, a través de esta medida se busca mantener el control político y social del país, lo que incluso ha desembocado en el uso desproporcionado de la fuerza por parte de los efectivos.

Ante la situación de desinformación que existe en torno a la Gran Misión A Toda Vida Venezuela, Transparencia Venezuela realizó un estudio sobre el funcionamiento de esta misión, en el cual se hizo seguimiento de su alcance y los diversos conflictos que han desvirtuado su desarrollo. Invitamos a revisar dicho informe en el siguiente enlace: http://bit.ly/1BiceGc

 


[1] Oficina Contra Drogas y Delito de la Organización de las Naciones Unidas: Informe Global de Homicidios. Disponible: http://goo.gl/kdnm51

[2] Javier Ignacio Mayorca, ̈Solo 1% de las armas ilegales ha salido de circulación ̈, El Nacional, 17 de agosto de 2014, p. 9. Disponible: http://goo.gl/HYFehX

Share This