Seleccionar página

La inseguridad y dependencia alimentaria lleva el nombre de CLAP

Coordinaciones, Noticias, Observatorio de Misiones, Slider Home

Así como la Misión Alimentación perdió su foco de venta de productos alimenticios a la población más vulnerable a precios subsidiados, los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) también perdieron el norte. El objetivo de los CLAP, en principio, era la distribución de alimentos en las comunidades a través de la entrega casa por casa, pero con el transcurrir del tiempo, eso fue cambiando.

Numerosas comunidades de Caracas y del interior del país han denunciado el desvío de alimentos, sobreprecio y mala calidad de los productos, lo que se traduce en corrupción y vulneración de derechos a la ciudadanía.

En conocimiento de las múltiples irregularidades que permean este programa social, Nicolás Maduro dio declaraciones el pasado 17 de abril:“Vamos a hacer un conjunto de evaluaciones de todo lo que es el proceso de producción, de todo lo que es el proceso de distribución y todo lo que es el proceso de elaboración de los CLAP que llegan a su casa, querido compatriota. He dado la orden de garantizar los CLAP, llueva, truene o relampaguee, a los 6 millones de hogares, a través del carnet de la patria. Y tenemos que seguir regularizando los CLAP para que lleguen dos veces al mes completo”.

Mientras las evaluaciones se realizan, vecinos de La Pastora, Caracas, deben cancelar 4.500 bolívares más 500 bolívares de comisión por una caja que antes costaba 500 bolívares entre precio inicial y comisión. Es así como los pequeños focos de corrupción han hecho de este programa y otros en materia alimentaria un factor que profundiza la crisis.

Lejos de garantizar el acceso a la compra de alimentos a precios asequibles a la población más desfavorecida, los CLAP se han convertido en la práctica de discrecionalidad colectiva promovida por Nicolás Maduro.

Señala Maduro:“Todo el sistema de distribución de los CLAP debe realizarse a través del carnet de la patria, a los 6 millones de familias o más, por qué, porque a esas 6 millones de familias debemos garantizarle su alimento, que le llegue su Plan Proteína y garantizarlo por el carnet y paguen el CLAP a través del carnet, para que nadie nos caiga a coba, ni nadie desvíe productos”.

Así pues, el cuestionado Maduro, hace reconocimiento del desvío de productos que muchas comunidades y organizaciones como Transparencia Venezuela han denunciado en varias oportunidades. Los CLAP representan uno de los casos de Gran Corrupción en Venezuela y la violación sistemática de los derechos de una población.

Share This