¿Mecanismo de control o humillación? Largas colas para obtener carnet de la Patria

Carta a Bachelet, Derechos, Derechos Humanos

Foto cortesía de Efe.

Dos y hasta tres días han tenido que pernoctar los barineses para obtener el mentado carnet de la patria, proceso que se extendió hasta el 07 de diciembre.

Luego de las declaraciones emitidas en días pasados por el Presidente de la República en cadena nacional, donde anunció que, de ahora en adelante, “todo se hará con el carnet de la patria, programas, bonos y misiones”, la preocupación de muchos ciudadanos por obtenerlo se ha evidenciado en distintas zonas del país.

En el caso de la ciudad de Barinas, se desplegaron puntos en diferentes zonas del municipio, como el Grupo Guárico; en Ciudad Tavacare y otras consideradas estratégicas por el Gobierno; allí las colas rebasan hasta las mil personas y algunos debieron dormir en el sitio para no perder su turno.

Un proceso que se tornó lento, con fallas en el sistema, por lo que aquellos que se vieron en la obligación de sacarlo, podían estar varios días en la dulce espera.

Personas en sillas de ruedas; que necesitan pastilla para la tensión; barineses que requieren una ayuda médica; con cáncer; para ingresar a la Unellez, se cuentan entre algunos de los casos consultados.

Marìa A. (seudónimo para nuestra primera entrevistada), paciente con tratamiento de quimioterapia. La semana pasada permaneció varias horas bajo el sol. De nada valió que le informara a los encargados del proceso de su condición, ni que mostrase las marcas sobre su pecho. Se retiró del lugar sin su carnet.

Luis M. (seudónimo). Informó sobre sus problemas con la tensión. Requiere tomar diariamente una pastilla cuyo precio ya se le hace impagable.  El carnet le da la opción de solicitar el medicamento en un ambulatorio.

Marìa C. (seudónimo). Tiene una hija con autismo, menor de edad. No ha logrado obtener el carnet de la patria. La pequeña no consiguió permanecer muchas horas en el sitio, ni bajo un sol inclemente.

María Isabel, de 17 años, manifestó su inconformidad e impotencia ya que le piden la tarjeta de la Patria para su inscripción en la Universidad Experimental de Los Llanos Ezequiel Zamora (UNELLEZ)  de lo contrario, debe esperar al próximo semestre, hasta obtenerlo.

A José B., propietario de un negocio que distribuye equipos médicos, le exigieron el carnet en el Banco Central de Venezuela para optar por un crédito para invertirlo en su negocio.

Nelson A. de 60 años, le exigieron el documento para obtener su pensión, de nada vale que sea un derecho ganado con su esfuerzo y trabajo.

Estos son los testimonios. La penosa situación a la que están exponiendo a millones de ciudadanos, aún en contra de su voluntad. La subyugación que quieren imponernos a todos.

Para ser más o menos explícitos sobre cruel realidad observada, exponemos una frase recogida por Engels, Sobre el anarquismo y la teoría anarquista, que nos llamó poderosamente la atención:

“¿No han visto nunca una revolución estos señores? Una revolución es, indudablemente, la cosa más autoritaria que existe; es el acto por medio del cual una parte de la población impone su voluntad a la otra parte por medio de fusiles, bayonetas y cañones, medios autoritarios si los hay; y el partido victorioso, si no quiere haber luchado en vano, tiene que mantener este dominio por medio del terror que sus armas inspiran a los reaccionarios”  [Friedrich Engels, De la autoridad, Almanacco Repubblicano per l’anno, 1874] (https://web.archive.org/web/ 20080505062048/http:// spa.anarchopedia.org/Marx_y_Proudhon:_revoluci%C3%B3n_pol%C3%ADtica_y_revoluci%C3%B3n_econ%C3%B3mica)

¿Mecanismo de control o humillación? Largas colas para obtener carnet de la Patria

Sin categoría

Foto cortesía de Efe.

Dos y hasta tres días han tenido que pernoctar los barineses para obtener el mentado carnet de la patria, proceso que se extendió hasta el 07 de diciembre.

Luego de las declaraciones emitidas en días pasados por el Presidente de la República en cadena nacional, donde anunció que, de ahora en adelante, “todo se hará con el carnet de la patria, programas, bonos y misiones”, la preocupación de muchos ciudadanos por obtenerlo se ha evidenciado en distintas zonas del país.

En el caso de la ciudad de Barinas, se desplegaron puntos en diferentes zonas del municipio, como el Grupo Guárico; en Ciudad Tavacare y otras consideradas estratégicas por el Gobierno; allí las colas rebasan hasta las mil personas y algunos debieron dormir en el sitio para no perder su turno.

Un proceso que se tornó lento, con fallas en el sistema, por lo que aquellos que se vieron en la obligación de sacarlo, podían estar varios días en la dulce espera.

Personas en sillas de ruedas; que necesitan pastilla para la tensión; barineses que requieren una ayuda médica; con cáncer; para ingresar a la Unellez, se cuentan entre algunos de los casos consultados.

Marìa A. (seudónimo para nuestra primera entrevistada), paciente con tratamiento de quimioterapia. La semana pasada permaneció varias horas bajo el sol. De nada valió que le informara a los encargados del proceso de su condición, ni que mostrase las marcas sobre su pecho. Se retiró del lugar sin su carnet.

Luis M. (seudónimo). Informó sobre sus problemas con la tensión. Requiere tomar diariamente una pastilla cuyo precio ya se le hace impagable.  El carnet le da la opción de solicitar el medicamento en un ambulatorio.

Marìa C. (seudónimo). Tiene una hija con autismo, menor de edad. No ha logrado obtener el carnet de la patria. La pequeña no consiguió permanecer muchas horas en el sitio, ni bajo un sol inclemente.

María Isabel, de 17 años, manifestó su inconformidad e impotencia ya que le piden la tarjeta de la Patria para su inscripción en la Universidad Experimental de Los Llanos Ezequiel Zamora (UNELLEZ)  de lo contrario, debe esperar al próximo semestre, hasta obtenerlo.

A José B., propietario de un negocio que distribuye equipos médicos, le exigieron el carnet en el Banco Central de Venezuela para optar por un crédito para invertirlo en su negocio.

Nelson A. de 60 años, le exigieron el documento para obtener su pensión, de nada vale que sea un derecho ganado con su esfuerzo y trabajo.

Estos son los testimonios. La penosa situación a la que están exponiendo a millones de ciudadanos, aún en contra de su voluntad. La subyugación que quieren imponernos a todos.

Para ser más o menos explícitos sobre cruel realidad observada, exponemos una frase recogida por Engels, Sobre el anarquismo y la teoría anarquista, que nos llamó poderosamente la atención:

“¿No han visto nunca una revolución estos señores? Una revolución es, indudablemente, la cosa más autoritaria que existe; es el acto por medio del cual una parte de la población impone su voluntad a la otra parte por medio de fusiles, bayonetas y cañones, medios autoritarios si los hay; y el partido victorioso, si no quiere haber luchado en vano, tiene que mantener este dominio por medio del terror que sus armas inspiran a los reaccionarios”  [Friedrich Engels, De la autoridad, Almanacco Repubblicano per l’anno, 1874] (https://web.archive.org/web/ 20080505062048/http:// spa.anarchopedia.org/Marx_y_Proudhon:_revoluci%C3%B3n_pol%C3%ADtica_y_revoluci%C3%B3n_econ%C3%B3mica)

Share This