Seleccionar página

La economista Anabella Abadi aseguró que el Banco Central de Venezuela (BCV) tiene al día las estadísticas de los principales indicadores económicos del país; sin embargo, no ha querido publicarlas por “intereses políticos”, durante su participación en la Mesa de Análisis “La Economía y los secretos del Banco Central ¿qué pasa con la información?” organizada por el Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Cedice).

“Las autoridades encargadas de compilar, procesar y divulgar la información estadística del comportamiento macroeconómico del país, en este caso el Banco Central, no lo está haciendo pese a que los técnicos han explicado a la prensa que están al día con los cálculos y procesos regulares; parece ser una decisión del directorio de esta institución que responde a intereses políticos”, aseguró.

Abadi enfatizó que al no publicarse los indicadores económicos, se ven afectados no sólo los economistas o toma de decisiones del gobierno central sino también las empresas privadas y los hogares. “El índice de inflación es uno de los más relevante por ser el dato más utilizado por los venezolanos para hacer el cálculo de su presupuesto familiar; además es necesario para hacer el ajuste de los salarios, contrato de alquileres, entre otras cosas. No hay razón para que el BCV no lo pueda publicar”.

Recordó que la inflación no se publica desde diciembre de 2014, por lo que el país lleva ocho meses “a oscuras”. “La falta de información no nos permite tener un diagnostico claro de lo que está pasando y planificar o ejecutar políticas públicas que se adapten a la realidad”.

Otro de los invitados al evento, Gregorio Riera, coordinador de la oficina de Asistencia Legal Anticorrupción de Transparencia Venezuela (ALAC), recalcó que el acceso a la información pública es un derecho humano y mandato constitucional.

Se refirió a la demanda interpuesta por Transparencia hace un mes contra el presidente del BCV, Nelson Merentes, debido al incumplimiento de la obligación de rendición de cuentas y la opacidad generada por la no publicación de las principales estadísticas económicas del país de enero a julio de este año.

“Le dijimos a la Sala Político Administrativa del TSJ que es un hecho público y notorio la ausencia de indicadores económico pero aún así declaró inadmisible el recurso alegando que no se presentó ninguna prueba que acredite las gestiones que haya realizado para solicitar y obtener la información del BCV. Para complacerlo, enviamos la solicitud formal a Merentes”, expresó.

Durante su intervención en la mesa de análisis, la periodista Blanca Vera Azaf señaló que “la falta de información también afecta al periodismo” en referencia a las dificultades encontradas en el ejercicio de su profesión al momento de acceder a las estadísticas económicas.

Finalmente, José Guerra, economista y candidato a la Asamblea Nacional, insistió que hay que resolver “rápido” el problema de la inflación para que el bolívar pueda recuperar su capacidad adquisitiva. “Hay que emitir de manera inmediata el billete de 1000 y 500; mantener el de 100 y de 50 y eliminar el de 20, 10, 5 y 2 bolívares que no alcanzan para comprar nada”.

Share This