Seleccionar página

IMG_20150910_152122213

 

Ante la escasez de medicinas que arrecia en el país, la Cámara de la Industria Farmacéutica (Cifar) asegura estar trabajando “a toda máquina” para tratar de llevar a niveles óptimos la producción de medicamentos en el país.

 

“No han sido fácil pero entre vicisitudes es cuando crece un país. Hemos estado trabajando de manera mancomunada con el Estado, a través del Ministerio de Salud, el Banco Central de Venezuela, el Órgano Superior de la Lucha Contra el Contrabando y Ministro de Industria y Comercio para buscar mecanismos que permitan solventar la situación sobre todo con tratamientos para pacientes con enfermedades crónicas”, aseguró Tito López, presidente de Cifar.

 

“No hay mala intención alguna”

 

López destacó que bajo ningún contexto las empresas afiliadas a la Cámara Farmacéutica apoyan algún tipo de “saboteo económico” porque está en juego la salud de los venezolanos. “Sería antiético y vergonzoso hacerlo; aquí no hay mala intención alguna. El Gobierno tiene todo los mecanismos para detectar alguna situación irregular, como lo es el Sistema de Control del Medicamento a través de Farmapatria, el cual se encarga de monitorear la importación de la materia prima o producto terminado que llega al país, cuando entra al laboratorio y se distribuye a las droguerías y estas a su vez, a las farmacias”.

 

Asimismo dijo, estar a favor de que se tomen medidas para frenar el “bachaqueo” de medicinas,  pues considera que el Ejecutivo es quien debe garantizar la existencia de este rubro en el país.

 

Recordó que Cifar tiene más 60 años en la industria farmacéutica y agrupa a laboratorios nacionales, de centro América y América del Sur. “Contamos con 34 laboratorios afiliados de Venezuela, Argentina, Uruguay y  Chile así como con 14 plantas productoras de medicinas en nuestro país. El resto son casas de representación que traen productos específicos para enfermedades crónicas tales como: Sida, cáncer, lupus, artritis rematoidea y otros”.

 

Añadió que la empresa a la cual representa forma parte de las cinco cámaras que existen en el país, entre ellas la Cámara Venezolana del Medicamento (Caveme), Cámara Nacional de Medicamentos Genéricos y Afines (Canamega), Cámara Venezolana de Droguerías (Cavedro) y la Cámara Venezolana de Farmacias (Cavefar).

 

Gobierno les sigue debiendo un realero

 

El presidente de la Cámara de la Industria Farmacéutica reconoce que la producción de medicamentos en el país ha mermado considerablemente por falta de materia prima pero principalmente por el otorgamiento de divisas, situación que comenzó a agudizarse a finales de 2014.

“Es importante resaltar que 98% de los materiales que se usan para la fabricación de medicamentos vienen de afuera y el otro 2% corresponde a estuches, prospectos y aluminio, el cual también se importa por fallas en la producción nacional.

 

Explicó que el Estado venezolano mantiene una deuda con Cifar entre los años 2012 y 2015, que para el pasado mes de enero se ubicaba en $ 430 millones y a la fecha supera $564.301.894,42. Ese monto, dijo, en lo que va de 2015 solo han recibido $162.604.185,59.

 

“Actualmente recibimos entre un 6 y 10% de liquidaciones mensualmente en base a la deuda total, sin embargo, no son suficientes, pues si lo comparamos con el mismo periodo de 2014, superábamos los $ 192 millones”, expresó.

 

El vocero aclaró que el gobierno nacional les paga directamente a los proveedores de las empresas de producción, importadoras y comercializadoras con quienes Cifar hace el enlace. “Nosotros (empresas) no tocamos las divisas, pues eso pasa directamente del operador cambiario al país proveedor”.

 

90 días para sacar un medicamento al mercado

 

Tito López explicó que el tiempo récord desde que se importa hasta que se fabrique un medicamento es de 90 días, dependiendo del producto, pues si son hormonales se tardan más “porque son plantas especiales que en Venezuela no las hay”.

 

A su criterio, la escasez de medicinas no es estática  y se centra principalmente en anticonceptivos, hipertensivos, fármacos para la diabetes y para tratar enfermedades cardiovasculares.

 

Venezuela tiene plena capacidad para producir

 

Por otra parte, no crítica que el Gobierno esté importando por su cuenta medicinas pero recordó que “Venezuela tiene plena capacidad para producirlas”.

 

De igual forma, le recomienda al Estado revisar el precio de algunos productos regulados con rezago de 12 años y les pide a los venezolanos que no realicen compras desmesuradas de medicamentos.

 

Una alternativa

 

En el país hay alrededor de 5 mil 300 farmacias, siendo Farmatodo la principal cadena seguida de  Farmahorro y de tercer lugar Locatel, indicó López.

 

Sin embargo, comentó que los venezolanos al momento de necesitar algún tratamiento pueden a acudir a la red de Fundafarmacia que presidente, fundada en el año 1991. “Estas son farmacias sociales con 33 puntos a nivel nacional ubicados en zonas populares que ofrecen medicinas a precios accesibles y que están dotadas por la Cámara de Industrias Farmacéuticas, a la cual pertenece”.

 

Te invitamos a revisar la ubicación exacta de los establecimientos de Fundafarmacia a nivel nacional y los medicamentos disponibles, ingresando a www.fundafarmacia.com

 

Share This