Seleccionar página

Odebrecht, el príncipe de la corrupción recibe beneficios en Brasil y los venezolanos esperan justicia

Corrupción, Noticias, Odebrecht, Slider Home

Marcelo Odebrecht, presidente de la mayor constructora de latinoamérica y conocido por muchos en su natal Brasil como “el príncipe”, recibió este martes 20 de diciembre el beneficio de casa por cárcel, con lo que abandona su celda de 12 metros cuadrados en el Complejo Médico Penal de Curitiba -donde pasó exactamente dos años y medio- y se muda a una mansión de 3.000 metros cuadrados en Sao Paulo, donde cumplirá el resto de la condena, ahora rebajada a 10 años.

Él y sus directores causaron daños irreparables a Venezuela y sus delitos tienen gran impacto en la vida de los venezolanos.  El magnate que hoy goza de casa por cárcel estuvo al frente del pago de sobornos mil millonarios, extendiendo su red de corrupción en nuestro territorio, sembrando su sistema de legitimación del dinero sucio y distorsionando al extremo el poder discrecional para entregar contratos, aprovechando que ya tenía suelo fértil en altas esferas de nuestro país.

La facturación con sobreprecios que aplicaban como modus operandi, fueron cancelados con fondos públicos que el Gobierno debió destinar para medicinas, equipos médicos e insumos necesarios para salvar la vida de miles de venezolanos.

Odebrecht dejó hidroeléctricas sin concluir, en un país con una cada vez mayor demanda de energía y donde hasta la capital tiene apagones diarios.

Los venezolanos no cuentan con la infraestructura vial adecuada que se prometió desde hace casi una década y ahora, en medio de la peor crisis económica de su historia, se reducen las posibilidades de que esas obras sean concluidas. Los ciudadanos de este país se quedaron sin puentes y sin sistema de metro en Bolívar, Zulia, Miranda, Carabobo y otros estados. 

En la Corte del Distrito Este de New York se dijo que en Venezuela se dieron “pagos corruptos” a funcionarios e intermediarios por orden de los $98 millones, pero esa cifra no se compagina con otros hechos confirmados: los contratos para Odebrecht en Venezuela al parecer oscilan entre $20.000 y $30.000 millones. Ni siquiera hay precisión sobre estas cifras porque el Gobierno ha escondido celosamente las condiciones de esos convenios.

Pero si en Venezuela se pagó el 3% de comisión, como ocurrió en Brasil y otros países,los sobornos a funcionarios venezolanos son muy superiores a los que se confesaron en la Corte. Las millonarias negociaciones con Odebrecht se manejaron con una total opacidad. ¿Cómo estimar la sanción que merecen los protagonistas de este desafuero?

Mientras Odebrecht no confiese cuánto pagaron y a quién, serán cómplices de la injusticia que significa que delincuentes estén libres y disfrutando de la corrupción que está destruyendo a Venezuela.

Los venezolanos necesitan justicia para los crímenes de Odebrecht. Y en Venezuela hay mucha gente que trabaja hasta lograr el castigo para estos delitos y todas sus consecuencias y lograr un mínimo de reparación.  

El príncipe Marcelo Odebrecht “preso” en su castillo

Obtuvo el beneficio de prisión domiciliaria y reducción de condena tras colaborar con la justicia bajo la figura de “delación premiada”, confesando el modus operandi que aplicaba a la hora de sobornar a connotados políticos, ejecutivos y funcionarios de Estado, en 11 países de América Latina, lista de la que no escapan emblemáticos representantes del chavismo.

El magnate de 49 años, nieto del fundador de la empresa en 1944, llevará una tobillera electrónica para evitar que escape del lujoso condominio, que, según despacho de BBC Mundo fechado el 20 de diciembre, cuenta con piscina, gimnasio, sauna, bodega y cine privado.

El príncipe ya no estará “tras las rejas” este diciembre, sino entre las paredes de su residencia, donde pasará la Noche Buena junto a sus familiares y podrá recibir visitas, mientras la mayoría de los venezolanos tendrán que sobrevivir en estas Navidades en un país arruinado, en buena parte, por la corrupción.

Share This