Seleccionar página

IMG_20150817_133934353 (1)

José Félix Oletta recuerda que en su gestión como ministro de Salud en el segundo gobierno de Rafael Caldera le tocó dar la cara cuando hubo un brote de fiebre amarilla. “Quien ostenta ese cargo es médico de todos los venezolanos y el código de ética nos dice que debemos ser sinceros con nuestros pacientes”.

Además de la escasez de medicamentos, el deterioro en la salud pública y el incremento de la pobreza, una  nueva “epidemia” golpea al país. Oletta asegura tener los datos “censurados” del Ministerio del Poder Popular para la Salud e informa que van 21 muertos (hasta el viernes 12 en la mañana) por las complicaciones que genera el zika, y no tres como informó el presidente Nicolás Maduro en transmisión de Venezolana de Televisión el jueves 11 de febrero. Ese virus ya había afectado a 412 mil 912 venezolanos,  hasta el 23 de enero pasado. Según proyecciones, en Venezuela hay 500 casos de Guillain-Barré.

Maduro agregó que registran 5.221 casos sospechosos de zika.

 Epidemia entrecomillas. Como el Gobierno no publica los datos oficiales “que son”, lo que queda es reportar los extraoficiales. Se habla de epidemia cuando la “enfermedad infecciosa ataca a un gran número de personas del mismo lugar y durante un mismo período de tiempo”.

 A Oletta, que tiene acceso a los números que maneja el Gobierno, le alarma la curva ascendente del zika. “No aprendimos del chikungunya. Esa enfermedad entró al país a mediados de 2014 y se subestimó. Eso también pasó con el zika. El Gobierno le envió información a Suiza (Organización Mundial de la Salud) de los casos registrados en el país, pero nada informó a los venezolanos”.

Manifestó que desde el 1 de noviembre de 2014 fueron censurados los boletines epidemiológicos, situación que deja en la indefensión a los ciudadanos y autoridades de diferentes instancias, pues la información oportuna ayuda a prevenir y planificar. «Nunca se supo cuántas personas padecieron con especificidad ni cuántos murieron. El perfil de esa epidemia la levantamos con data no divulgada del Ministerio de Salud. Conocemos que hubo 2 millones 380 mil personas con Fiebre Aguda en Exceso y todo señala que fue chikungunya. Se calcula que entre un 20% y 35% de la población del país padeció el virus, que viene siendo entre 9 millones y 11 millones de personas».

El exministro y coordinador de la Red Defendamos la Epidemiología manifestó que además de la desinformación, no hay campañas educativas masivas que expliquen los riesgos que trae el zika. Entre sus complicaciones está la microcefalia. “En tres semanas pueden aparecer los primeros casos en embarazadas, conforme a los cálculos de la penetración de la enfermedad en el país”, dijo.

Una necesaria Ley de Acceso a la Información Pública. A propósito del ocultamiento de los datos oficiales de la situación epidemiológica del país, es importante destacar que en Transparencia Venezuela se ha trabajado en la elaboración de una normativa que otorgue al ciudadano el derecho a buscar libremente cualquier información sobre la gestión del Estado. Y se continuará exigiendo el cumplimento del derecho de todos a conocer lo concerniente al ejercicio de lo público.

Share This