Seleccionar página

Auge del uso de armas explosivas militares por civiles en Venezuela

Imagen12Las granadas son por definición armas de guerra, pero en Venezuela se han transformado en moneda común en los enfrentamientos entre funcionarios de los cuerpos de seguridad y delincuentes de todo el país. En 2014 este fenómeno llamó la atención de la Oficina  de Naciones Unidas para el Desarme en América Latina y el Caribe (Unlirec), a cargo de William Godnick. Su equipo inició un monitoreo de los casos de uso o hallazgo de granadas reportados por la prensa de toda la región durante 2013, 2014 y los primeros meses de 2015.

Un conteo llevado a cabo para este trabajo revela que en Venezuela se ha acentuado la utilización de estas armas, en especial durante los meses de septiembre y octubre. Así se  puede apreciar en el siguiente gráfico, basado en los reportes de los primeros diez meses del año. Fueron documentados 60 casos durante los primeros diez meses de 2015, incluyendo los episodios en los que la granada fue arrojada contra instalaciones o personas, en los que fue utilizada con propósito de amedrentar y en los que se produjo una detonación accidental o fue decomisada.

Cabría preguntarse entonces cómo llegan las granadas a manos de civiles en Venezuela. Según la experta en temas militares y representante de la organización Control Ciudadano Rocío San Miguel la mayoría de las granadas en Venezuela fueron adquiridas por el Gobierno a industrias militares de otros países. Hay dos hipótesis al respecto: las granadas fueron contrabandeadas desde países vecinos o fueron entregadas a bandas del país por militares corruptos.

Las zonas geográficas donde más se reportan estos artefactos son: Distrito Capital (4) ha sido en 2015 el área donde es reportada la mayor cantidad de casos Equivale al 33% del total. Miranda, con 9 (15%); Zulia con 6 (10%); Aragua 5 (8,3%); Anzoátegui y Guárico 3 (5%); Bolívar, Lara, Trujillo y Carabobo 2 (3,3%), y Sucre, Falcón, Táchira, Nueva Esparta, Vargas y Monagas con un caso cada uno (1,6%).

Hasta el momento, las autoridades venezolanas aún no han hecho una investigación a fondo para determinar el origen preciso de las granadas que llegan a las manos de civiles en el país.

Informe Granadas

 

Etiquetas: #Anticorrupción #Corrupción #Gran Misión A Toda Vida Venezuela #Impunidad #Opacidad #Transparencia

Share This