Seleccionar página

Programa anticorrupción para Venezuela

AnticorrupciónLa poca transparencia en  la administración pública, la escasa rendición de cuentas, la falta de independencia y autonomía de los poderes y el abuso en la toma de decisiones ha generado focos de corrupción que debilitan el aparato institucional en Venezuela.

Así lo manifestó el equipo de Transparencia Venezuela, durante la presentación del Programa Anticorrupción 2013-2019, con el cual aspiran impulsar una serie de recomendaciones que al llevarlas a la práctica permitan aminorar los vicios que corroen la gestión pública en el país.

En el documento, la organización explica que el objetivo fundamental es impedir que la corrupción siga afectando la calidad de vida de los venezolanos, y para ello defienden la idea de implementar sanciones efectivas a quienes incurran en irregularidades y abusen del poder, además de promover una nueva cultura que defienda y asuma una mejor prestación del servicio público y la auditoría ciudadana.

Para disminuir las fallas dentro de la administración pública, Transparencia Venezuela sugiere la aplicación de nueve reglas de oro, teniendo como principal punto la exigencia de que se respete la autonomía de los poderes y que haya un claro conocimiento sobre el desempeño de los roles y funciones en cada una de las instancias del poder público.

Manejo de las finanzas públicas de manera transparente, acceso a la información, cumplir con los informes de rendición de cuentas, contar con un sistema claro para recibir denuncias sobre hechos de corrupción y promover la participación ciudadana son algunos de los puntos expuestos en el informe.

La impunidad como causa

En el Programa Anticorrupción, Transparencia Venezuela señala a la impunidad como una de las principales causas del debilitamiento de la institución pública, debido al manejo poco transparente de los recursos y la ineficiencia a la hora de cumplir con las responsabilidades asignadas.

En el informe se denuncia que hay ausencia  de sanciones ante situaciones evidentes de corrupción y que muchas veces predomina el abuso de autoridad y de poder, dando paso a una manipulación del sistema judicial.

“Debe minimizarse el riesgo de que la justicia se venda al mejor postor. El sistema de administración dEjemplo 1e justicia y el resto de las instituciones que ejercen el control estatal, deben ser ajenos a cualquier manipulación política y las sanciones ante el abuso del poder deben ser firmes y ejemplarizantes”, se desprende del programa.

En el documento además se denuncia que miles de venezolanos sufren las consecuencias de la corrupción, porque los recursos que deberían ser destinados a mejorar la prestación de servicios, a atender las escuelas, los hospitales y los programas sociales son utilizados de manera irresponsable y sin el menor respeto por las leyes.

“Los recursos van a parar a las cuentas de corruptos enchufados, o grupos de compañeros, con lo cual el hospital se construye en el triple de tiempo estimado y termina costando tres veces su valor. Es decir, no está listo cuando lo necesitamos y en vez de tres nos quedamos sólo con un hospital”, se detalla en el programa.

La implementación de canales de denuncia claros y dar marcha a una mejor formación de los funcionarios públicos que tengan como norte cumplir su responsabilidad de manera eficiente y honesta son algunas de las premisas defendidas en el Programa Anticorrupción.

Share This