Seleccionar página

Delcy Rodríguez arremetió en la OEA contra Almagro y los países que solicitaron una sesión para considerar situación de Venezuela

La representante de Paraguay  cuestionó el papel de Venezuela dentro de una organización a la que acusó de «oprobiosa», mientras que Bolivia, Nicaragua y Dominica respaldaron el informe de la canciller venezolana

Crédito: Juan Manuel Herrera – OEA

Caracas 27 de marzo de 2017. «No me equivoco cuando afirmo que el señor Almagro es un mentiroso, deshonesto, malhechor y mercenario» que «ha dedicado su gestión a agredir obsesivamente a Venezuela y su pueblo», dijo Delcy Rodríguez, canciller de Venezuela, sentada al lado del secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, durante una reunión extraordinaria del Consejo Permanente que se celebró el lunes 27 en Washington.

La sesión se convocó a petición del Gobierno de Venezuela, y se celebró un día antes de que el Consejo Permanente de la OEA realice una sesión para «considerar la situación en Venezuela», tras la petición de 18 países miembros de que se fije un calendario electoral y se libere a los políticos presos.

La canciller venezolana arremetió en su intervención contra Canadá, Argentina, Barbados, Bahamas, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, Jamaica, México, Panamá, Paraguay, Perú, Santa Lucía y Uruguay, países que firmaron la semana pasada un «ignominioso comunicado de tenor altamente injerencista» sobre Venezuela, y lamentó que convocaran la reunión de este martes «sin contar con el consentimiento del país concernido».

«Los alertó por las graves acciones que desde la OEA se vienen cometiendo contra nuestro país, vemos con preocupación que desde la llegada de Almagro su gestión se ha dedicado a agredir obsesivamente a Venezuela(…) un objetivo los vincula, crear el ambiente en la comunidad internacional de que algo grave ocurre en Venezuela que justifique la intervención», destacó la canciller.

Indicó que Almagro no actúa solo, «es conducto de los mandatos que desde esta ciudad -Washington- le dictan. Carece de imparcialidad al organizar una campaña con recursos de la OEA para desestabilizar a Venezuela. Es un traidor a lo que representa la dignidad. Está al servicio de factores imperiales».

Denunció en nombre del presidente Maduro y del pueblo de Venezuela las graves acciones que desde la OEA se han orquestado. “Quieren dañar la imagen internacional de Venezuela, pretenden etiquetarnos como a un problema». La «campaña feroz» promovida por el secretario de la OEA agrede obsesivamente al pueblo y le causa sufrimiento”, aseguró

Detalló que Almagro ha dedicado el 21 % de sus tuits, uno de cada cinco, a la campaña contra Venezuela. «Del 14 al 24 de marzo, tras la presentación del infame y mentiroso informe, ha dedicado más del 70% de sus tuits contra Venezuela. Almagro entre 2016 y 2017, se reunió 26 veces con factores radicales de la oposición venezolana».

«Se ha hecho imposible transformar la naturaleza injerencista de la OEA. Hoy queremos repudiar la estrategia de Almagro. El objetivo no es la suspensión del país. Es para derrocar a Maduro y diseñar una estrategia compleja de intervención del país», afirmó.

Rodríguez indicó que la OEA desde su creación ha avalado 50 Golpes de Estado. Advirtió que seguir con este plan encierra peligros, «somos (el Gobierno venezolano) un factor de estabilidad regional» y agregó «Tomaremos severas y definitorias decisiones».

Su intervención se produjo, horas después de que el presidente del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, Maikel Moreno, instara al Gobierno a solicitar la remoción del secretario general de la OEA, Luis Almagro, a quien acusó de pretender «perpetrar agresiones contra el pueblo» y la Constitución del país.

Cómplices de la oprobiosa OEA

Tras las declaraciones de la canciller Rodríguez, la representante permanente de Paraguay ante la OEA, Elisa Ruiz Díaz, cuestionó el papel de Venezuela dentro de una organización a la que acusó de «oprobiosa».

Le consulto -a Rodríguez- si su Estado no es cómplice de esta oprobiosa organización, al ocupar una banca en este consejo. Al pedir la convocatoria a esta sesión del consejo que le cuesta a los Estados injerencistas -citando a la Canciller- alrededor de 6 mil dólares, cuando su país adeuda 8 millones de dólares”, respondió la representante paraguaya a la exposición de Rodríguez.

Representaciones de Bolivia, Nicaragua y Dominica respaldaron el informe presentado por la canciller venezolana. No hubo otras intervenciones.

Share This