Seleccionar página

El Salvador | Una historia de afinidad ideológica no auditable

Transparencia Venezuela, febrero 2019.- El Salvador ha sido parte de la estrategia que adelantó el llamado chavismo en el hemisferio para extender su radio de influencia.

El nexo tardó en afianzarse porque el entonces presidente Hugo Chávez se tropezó durante más de una década con un gobierno de derecha en El Salvador en manos de  la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA).

Pero cuando llegó al poder el marxista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), la fluidez en la colaboración consolidó una relación cercana.

El 2 de junio de 2014, ya con Nicolás Maduro, El Salvador ingresa con una rapidez inusitada en Petrocaribe,  tan solo un día después de la toma de posesión del presidente Salvador Sánchez Cerén, quien fue miembro del partido FMLN.

Este país  de facto pasó a ser parte de las naciones alineadas con el denominado chavismo en el hemisferio.

El pago por la cuota petrolera era de 60% en dinero, con créditos a 20 años y bajos intereses, mientras que lo restante se podía cancelar en productos como café. Denuncias públicas posteriores, dejaron en evidencia que fue entregados a Venezuela cargamentos enteros de ese grano a un precio por encima del mercado. Ello sin considerar las presuntas  irregularidades en la ejecución del dinero proveniente de Petrocaribe por parte de las autoridades salvadoreñas.

Se trata de una estela de hechos irregulares que todavía esperan por el escrutinio de los órganos de justicia, especialmente en Venezuela.

Share This