Seleccionar página

Inauguración de quirófanos no solventa la crisis en el Hospital Luis Razetti de Barinas

La situación que se vive en materia de salud en Venezuela, y específicamente en el estado Barinas, “no se resuelve con la inauguración de cinco quirófanos”, manifestó la presidenta del Colegio de Médicos de la región, Virginia Sarmiento.

El problema se ha agudizado a tal punto que el Hospital Luis Razetti, el principal centro asistencial en el estado Barinas, evidencia tristemente un paro técnico.

En visita al centro asistencial, realizada el 9 de julio de 2018, el gobernador del estado Barinas,  Argenis Chávez, estuvo de visita en el hospital, inspeccionando los cinco quirófanos que se iban a inaugurar y evadió al grupo de médicos y paramédicos que esperaban respuestas a algunas de sus inquietudes. ¿Cuándo van a dotar realmente los hospitales? ¿Cuándo se van ajustar los sueldos y salarios del personal de la salud? ¿Cuándo se implementará la ruta de transporte para que el personal pueda llegar a tiempo a sus sitios de trabajo? Nada. No hubo posibilidad. El gobernador fue escoltado  hasta el estacionamiento y detrás de él, el personal de salud gritaba consignas. Cuando mandatario regional inauguró  los cinco quirófanos debió ser escoltado por la Guardia Nacional.

 “En las manos de Maduro está que este conflicto se acabe o  no”, aseguró la presidenta del gremio médico de la región.

El  25 de Julio, a un mes de haberse iniciado las protestas del sector en todo el país, el personal de la salud caminó pacíficamente hasta el Palacio Episcopal, esta vez, acompañados de un grupo de la sociedad civil, preocupados por el recrudecimiento de la crisis hospitalaria. En el documento entregado se detallaban las mismas solicitudes que se han hecho desde hace varios meses.

Un cuero seco

Los  Presidentes de los Colegios de Médicos, Enfermeros y Bioanalistas, Virginia Sarmiento, Tomás Salazar y Alexa Contreras, respectivamente, coinciden en que estamos en “un contexto alarmante en todas las áreas”.

Refieren que ni siquiera los laboratorios de emergencia funcionan, mientras que los exámenes de rutina como heces, orina o VDRL ya no pueden efectuarse en el Hospital Luis Razetti.

La única área donde se admite la hospitalización de los pacientes es en obstetricia. Solo hay un baño y está dañado, por lo que  los pacientes y familiares hacen sus necesidades en potes y bolsas que lanzan a la parte trasera del hospital, creando otro foco de contaminación. Otros suelen orinarse en los pasillos.

Share This