Seleccionar página

Informe actuación de empresas brasileñas en Venezuela

Andrade Gutiérrez, Camargo Corrêa, Odebrecht y Queiroz Galvão, figuran en la lista de 23 empresas impedidas de firmar contratos y participar en licitaciones con la estatal brasilera Petrobras, por su presunta participación en un esquema de corrupción que ha hecho temblar los cimientos de la política y la economía del gigante suramericano. Todas además, calificaron para contratar con el Estado venezolano y hacerse cargo de, al menos, 40 importantes obras en ejecución actual, repartidas por todo el territorio venezolano.

Descarga el informe aquí

A pesar del escándalo desatado en Brasil, la justicia venezolana no ha mostrado mucho interés en determinar si esas prácticas corruptas fueron importadas junto a la ingeniería. Según un informe publicado ese año por el diario Valor Económico de São Paulo, las cuatro empresas  – Andrade Gutiérrez, Camargo Corrêa, Odebrecht y Queiroz Galvão– mantenían en Venezuela contratos por 20.000 millones de dólares en 2014. El dato no pudo ser confirmado por la Cámara de Comercio Venezolana Brasileña en Caracas, que señaló en un breve email  firmado por Fernando Portela que “la  Cámara no hace seguimiento de las  inversiones totales  de cada  obra por  las constructoras brasileras,  Cavenbra,  toma conocimientos  de  algunos prestamos  del BNDES de BRASIL y  financiamiento de  exportación por  la prensa. Los contratos ó  convenios internos no es  materia de  la  Cámara, por  consiguiente no es  de nuestro saber sobre obras”.

Transparencia Venezuela le presenta en el siguiente informe la primera parte de la investigación desplegada a las cuatro constructoras que aprovechando la política de internacionalización adoptada por Brasil en el 2007 con financiamiento del BNDES y las excelentes relaciones bilaterales, se hicieron de varios contratos sin que hasta los momentos se conozca si la misma práctica de cartelizaciones descuerbierta en Petrobras se aplicó fuera de las fronteras.

Las constructoras

 Queiroz GalvaoQuirozGalvao

Ejecuta en Venezuela el Proyecto de Desarrollo Integral Socialista de Producción Agrícola en el Valle de Quibor, estado Lara, en el centro occidente de Venezuela, a cargo del Instituto Nacional de Desarrollo Rural (INDER), adscrito al  Ministerio para la Agricultura y Tierras. La obra inicio el 29 de noviembre del 2009 y promete estar lista en julio de 2016. Según el Registro Nacional de Contratistas (RNC), registra un avance de 60 por ciento. Las oficinas de Quiroz Galvão funcionan en el Tercer piso de la Torre BOD de la urbanización El Rosal, entre la Av. Venezuela con Calle Mohedano de Caracas.

 Camargo Corrêa

CamargoSe encuentra actualmente ejecutando la Represa de Curia, y la construcción de la autopista Santa Lucía-Kempis a cargo de la Corporación de Desarrollo de la Cuenca del Río Tuy, “Francisco de Miranda”. Se trata de la construcción de 21.1 kilómetros de carretera que contará con un puente sobre el río Guaire, dos distribuidores y cuatro viaductos. Según el Registro Nacional de Contratistas la obra inicio el 18 de junio del 2009, y promete su culminación para noviembre del año en curso, aún cuando registra un avance de apenas 16 por ciento. Desde el pasado junio Camargo Correas se encuentra inhabilitada para contratar con el estado venezolano, según el RNC.

Mientras desde Brasil se conoce que Dalton Dos Santos Avancini, director presidente de la constructora brasileña Camargo Corrêa, se encuentra pagando condena de 15 años y 11 meses de prisión por su participación en la red de corrupción y lavado de dinero en torno a Petrobras, descubierta mediante la llamada Operación Lava Jato, en las oficinas de Camargo Corrêa ubicadas en la Torre Mileniun, calle Orinoco del sector las Mercedes de Caracas, una recepcionista solo informó que la sucursal se encuentra en proceso de reestructura de la directiva.

La empresa también tiene bajo su responsabilidad el contrato para la ejecución de las obras de la presa de Cuira y sus obras complementarias, vialidad, estanción de bombeo y tendido eléctrico. La misma promete su culminación para noviembre del 2015, y hasta la fecha registra un avance de 38 por ciento. La contratación por parte del Estado está a cargo de de Ministerio del Poder Popular para el Ambiente, ahora Ministerio del Poder popular para el Ecosocialismo y Agua.

Andrade GutiérrezAndradeG

Fue la constructora encargada de la remodelación del estadio de fútbol de Maracana en Brasil. Entre sus clientes en Venezuela destaca Pdvsa Naval S.A, a la que sirve con el montaje de un astillero en el estado de Sucre (costa nororiental) y la puesta en marcha de la Siderúrgica Nacional José Abreu De Lima, ubicada en las cercanías de Ciudad Piar, estado de Bolívar (sureste del país). Ambos proyectos fueron firmados en el 2008.

Apenas un piso más abajo de las oficinas de Petrobras en Caracas, en el tercer piso de la Torre Lamaletto de El Rosal, funciona la sucursal de Andrade Gutiérrez. Otávio Marques de Azevedo, presidente de la empresa, fue acusado el pasado mes de junio por el juez Sergio Moro, responsable de la investigación en el estado de Paraná, de corrupción, lavado de dinero y asociación para delinquir. En la sede caraqueña de Andrade Gutiérrez atiende un hombre, presumible ciudadano brasileño. Solo dice que la detención en Brasil de Otávio Marques no paralizó el curso de las actividades regulares de la compañía.

Sin embargo es poco lo que se conoce del avance de las obras. El astillero Naval en Península de Araya, el estado Sucre, registra un incipido avance de 18.81 por ciento, según el Registro Nacional de Contratistas (RNC), donde Andrade Gutierrez figura como empresa  inhabilitado para contratar con el estado desde el pasado mes de junio. La construcción y montaje del Astillero inicio el 1 de agosto de 2008 y prevee su culminación para el dicembre del 2015.

Esta obra es una de las contrataciones financiadas por el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), para la que otorgó un préstamo de 637 millones de dólares a la estatal Pdvsa, según documento firmado en el Palacio de Planalto por el entonces presidente de Venezuela, Hugo Chávez y su homóloga de Brasil, Dilma Rousseff. El Astillero del Alba es una obra ejecutada por el Ministerio del Poder Popular para la Energía y Petróleo, a través de Pdvsa Naval.

Por otro lado, el diseño, construcción, montaje y puesta en marcha de la planta Siderúrgica Nacional Abreu de Lima inició en marzo del 2009 y proyecta estar culminada en el 2016, registra unavance de 41 por ciento, en contraposición con las declaraciones otorgadas por el Vicepresidente Ejecutivo de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), Heber Aguilar, a la Agencia Venezolana de Noticias (AVN), en junio de 2014, cuando señalada que el proyecto de construcción de la Siderúrgica “José Abreu De Lima” alcanzó un 52% de avance en sus obras civiles[1].

Norberto Odebrecht

OdebrechtLa supremacía de Odebrecht por sobre las demás empresas se evidencia no solo en el importante número de contratos acuñados, especialmente en la última década, sino también en las excelentes relaciones que mantuvo con el entonces presidente Hugo Chávez. «Odebrecht es una empresa amiga y en Venezuela se ha portado extraordinariamente bien. Quiero hacer ese reconocimiento», exclamó el fallecido mandatario desde Brasil tras una fuerte confrontación con su homologo en Ecuador luego de fuertes desacuerdos sobre la reparación de la planta hidroeléctrica San Francisco, construida por Odebrecht en el centro andino de Ecuador, e inactiva desde principios de año por problemas de infraestructura.

En el país, Odebrecht trabaja a través de una filial desde hace 20 años, según el registro Nacional de Contratistas (RNC), ejecuta actualmente 32 proyectos. Pero la constante en todas es la imprecisión en sus calendarios de ejecución, el incumplimiento y la ausencia de información sobre el avance de los proyectos. La construcción de la Línea 2 del Metro de Caracas, por ejemplo, que pretende interconectar a Los Teques y San Antonio de los Altos, inicio en el 2007 y fue proyectada para ser culminada en octubre del 2012. El pasado mes de febrero la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional aprobó un crédito adicional para el Ministerio de Transporte y Obras Públicas por Bs. 2.500.000.000, destinado a la culminación de la estación Independencia que entraría en operación en agosto 2015. Quedando pendiente otras cinco estaciones.

Según el RNC la obra registra un avance del 22,15% y debió ejecutarse en cuatro años. La ficha del proyecto en el informe Memoria y Cuenta 2013 del Ministerio de Transporte establece que será en octubre de 2015, mientras la Memoria Cuenta del 2014, amplía el plazo a julio de 2019 y asegura un balance de 61%.

El Puente Cacique Nigale en el estado Zulia, proyectaba ser inaugurado durante el año 2010, sin embargo corría el año 2012, en plena campaña presidencial, cuando  el Presidente Chávez volvió a hablar de la construcción para señalar que se “han estado haciendo trabajos técnicos y algunos movimientos de tierra”. Es decir, la obra ya sumaba 2 años de retraso de su fecha inicial de culminación y aún no había iniciado. En agosto de 2013 durante una inspección, el recién designado presidente encargado de la Empresa Nacional de Obras Públicas, creada en agosto de 2011 para el desarrollo de proyectos de construcción en todo el país, Haiman El Troudi, y también Ministerio de Transporte, señaló que la inauguración se realizaría en 2018.

Ya el Estado se encontraba en deuda con los habitantes del municipio Miranda del estado Zulia, cuando el Ministerio de Transporte Terrestre y Obras Públicas, publica su informe de Memoria y Cuenta 2013, donde posterga nuevamente la culminación, para el año 2020, es decir, quince años después del anuncio hecho por el entonces presidente. Durante  nueve años de ejecución la construcción Puente Cacique Nigale registró un insípido avance de 13,9 por ciento.

En el otro extremo del país, en el estado Bolívar, el Tercer Puente Sobre El Río Orinoco es las obras que registra mayor avance de ejecución, con un 65 por ciento. El proyecto inicio también durante el año 2006 con una promesa de conclusión para el 2012. La primera reprogramación aplazo su entrega para el 2105, pero según el último crédito adicional autorizado el pasado 11 de febrero por la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, se prevé su culminación para el año 2016.

Concretar el 65 por cierto de la infraestructura tardo 10 años, y un dato curioso y no menor es que para el 2013 el puente tendría una extensión de 14 kilómetros, eso cambio en el informe de Memoria y Cuenta del Ministerio de Transporte Terrestre 2014, donde quedó asentado que la estructura tendrá una longitud de 11,12 kilómetros.

El conglomerado de la familia está siendo acusado de haber sobornado con US$2,100 millones a la petrolera estatal Petrobras, quien fue uno de sus clientes claves desde 1960 a la fecha.

La constructora Odebrecht ha sido una de las grandes beneficiadas de la política de apoyo financiero del BNDES, adoptada en el 2007 para apoyar la internacionalización de grandes grupos y empresas. Ese mismo año incluso, Odebrecht, obtuvo 5 obras de envergadura en Venezuela, la Línea 5 del metro, linea 2 los Teques, la línea Guarenas Guatire, trabajos complementarias para la puesta en funcionamiento del sistema Metro Cable San agustín y la hidroeléctrica Tocoma en el estado Bolívar.

El caso de Odebrecht es paradigmático, la empresa que vio crecer su facturación hasta liderar el ramo de la construcción durante los gobiernos de Lula y Dilma, hoy día es acusada de liderar el cartel de empresas que amañaban contratos con la estatal Petrolera. La empresa recibió durante los gobiernos petistas 8 mil millones de dólares en préstamos del BNDS y fue beneficiada como pocas a través de contratos con el Estado.

Dos de sus proyectos venezolanos, las líneas 2 del metro de Los Teques y 5 del metro de Caracas, ambas financiadas por el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil (BNDES), ya son objeto de investigación por parte del Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU), por posibles irregularidades en la financiación. Según documentos reservados del TCU filtrados a medios brasileños, la constructora y el Gobierno venezolano recibieron más dinero del que inicialmente contemplaba el proyecto, 747 millones de dólares, sin, además, presentar las garantías exigidas por las propias normas del BNDES.

Como parte de las investigaciones a mediados del mes de julio, las autoridades judiciales brasileñas solicitaron a la Cancillería de Itamaraty una «copia integral» de todos los documentos con referencias sobre Venezuela y la constructora Odebrecht entre los años 2005 y 2015.

 De Brasil para el Mundo

LulayChavez

En Venezuela la incidencia de la política exterior brasilera se materializa en diversos proyectos de infraestructura. Los encuentros presidenciales se hicieron más frecuentes con el establecimiento de la Alianza Estratégica entre los dos países y la firma en Caracas del Comunicado Conjunto el 14 de febrero de 2005.

Entre los años 2003 y 2010, Venezuela recibió a Lula en 16 oportunidades, por su parte Chávez visitó Brasil 20 veces entre 2003 y 2010. Entre 2003 y 2005 se formalizaron cinco visitas de Chávez a Brasil y dos visitas de Lula a Venezuela.

Y en el lapso 2005 y 2010, Chávez visitó Brasil 12 veces y Lula visitó Venezuela 12 veces en ocasión de encuentros bilaterales. Durante este periodo a las constructoras brasileras se le adjudicaron muchas de las obras actualmente en ejecución.

Caracas 18 de agosto 2015

Etiquetas: #Anticorrupción #Corrupción #Corrupto #Impunidad #Lava Jato #Lula #Odebrecht #Opacidad #Transparencia #Transparente

Share This