Seleccionar página

La basura como arma política agudizó el problema en Barinas

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Transparencia Venezuela, 25 de junio 2018.- El problema con la recolección de los desechos sólidos en algunos sectores del estado Barinas, al suroeste de Venezuela,  tiende a agravarse, ya finalizando el primer semestre del año.

Específicamente en el municipio del Barinas este problema acentúa la proliferación de vectores por la acumulación de los residuos.

Se trata de una situación que padecen los habitantes de la zona desde el 2013, último año de gestión del ex alcalde oficialista Abundio Sánchez.

Un conjunto de factores confluyen y mantienen a los habitantes de barinas sumidos en desechos sólidos. En el estado no existe una Ley de Desechos Regionales y la actual Ley de Gestión Integral de la Basura (2010), es muy ambigua por lo que lejos de fortalecer los mecanismos para que los municipios puedan hacer su trabajo adecuadamente, se transforma en una piedra de tranca. A ello se suma que la actual Ordenanza Municipal perdió vigencia.

En el municipio Barinas no hay un plan de recolección de desechos. Existen tres empresas recolectoras, entre las que se encuentran Mancomunidad Noroccidental, Emixsa y Esobades, que se comparten esa labor.

Con un servicio irregular,  los propios vecinos han tenido que ingeniárselas para ubicar la basura de sus hogares. Algunas personas, aprovechando el colapso, emplean sus camiones particulares  en las comunidades, cobrando montos que se incrementan todas las semanas. Otros, dejan  los desechos en las calles o los depositan por su cuenta en el vertedero de basura del municipio.

Ana Perdomo, representante de la recolectora Mancomunidad, informó a Transparencia Venezuela que recientemente solo se estaba efectuando la recaudación, pero no la recolección en vista de que las unidades se encontraban dañadas. Así estaría ocurriendo desde el mes de noviembre, pero vecinos de la zona de Alto Barinas alegan que nunca se enteraron de estos pormenores.

 

Un monstruo de tres cabezas

Hernando Garzón, ex comisionado para el área de Desechos Sólidos de la Alcaldía del municipio Barinas, durante la gestión del opositor José Luis Machín, conversó con Transparencia Venezuela.

Indicó que el problema en la entidad se inicia con  la Ley de Gestión Integral de la Basura, que  luce separada de la realidad actual. Plantea que existe un desfase en la recaudación.

Sostiene que de 10 hogares,  aproximadamente siete no pagan por el servicio. “Y, ni Gobierno Nacional, regional o municipal hace algo al respecto.  Las multas no funcionan para ejercer un control real”, acota.

En el caso específico de Barinas,  según su análisis, las políticas de gubernamentales lo que han logrado es entorpecer todo la recolección de los residuos, debido a la influencia del factor político.

Una simple mirada a lo que ha sido la gestión en materia de desechos sólidos en Barinas deja ver un entramado burocrático ineficiente, que  perjudica  al ciudadano.

Son muchos actores y poca eficacia en la gestión. La Dirección de Aseo Urbano, que existía hace siete años, fue reemplazada en la gestión del ex alcalde Abundio Sánchez, afecto al llamado chavismo, por una empresa mixta denominada Emixsa, que asumió el aseo urbano municipal. El municipio también cuenta con la empresa Mancomunidad Noroccidental, cuya solidez ha dado paso en el presente a problemas relacionados con la escasez de repuestos para las unidades recolectoras, lo que afecta el  rendimiento que registró en el pasado.

El estado Barinas también fue objeto de las políticas del Gobierno Nacional, bajo la presidencia de Hugo Chávez,  a través de un convenio con el gobierno de Uruguay, que, lamentablemente, no fue adaptado al esquema cultural ni educativo del barinés. Pese a ello, el proyecto se logró ejecutar por intermedio de la  Empresa Socialista Barinesa para los Desechos Sólidos (Esobades), en algunos municipios de la entidad llanera y en dos estados más.

En febrero de 2012, según información oficial de la Agencia Bolivariana de Noticias (ABN), Esobades había instalado 2.754 contenedores mediante el Programa de Manejo Integral de Basura, en el marco del convenio. Estas unidades fueron colocadas en los municipios Barinas, Bolívar, Cruz Paredes, Alberto Arvelo Torrealba y Pedraza.

En la actualidad son contados los contenedores existentes, pues  fueron retirados a finales de 2017. Los vecinos se limitan a dejar los desechos al aire libre, generando acumulación de basura en distintos puntos de la ciudad.

De acuerdo a una fuente del gobierno regional, que solicitó mantener su nombre en reserva, se aprobaron desde la Presidencia de la República dos montos en dólares,  para ejecutar el convenio con Uruguay: uno durante el gobierno del Presidente Chávez en el 2011  y otro al inicio de  2014, que habrían sido administrados a  discreción por el gobernador de entonces.

La euforia de momento se hizo sentir, se destinó gran cantidad de dinero al uso de la propaganda para impulsar el proyecto en la región. Los resultados no fueron los esperados, debido a que el ciudadano no cuenta con cultura sobre el manejo de  los desechos  sólidos, más allá de depositar los residuos en los contenedores.

El experto subraya la situación de Emixsa,  empresa híbrida con capital humano de la alcaldía. “Tenía camiones que no servían y que en la teoría debían tener el financiamiento de un tercero, de una persona natural, una persona de confianza de Abundio (Sánchez). Jamás invirtió el dinero que correspondía, sino que  metió como unos cheques sin fondo y con eso se constituyó esa empresa”, acotó.

Se suscitó un choque de competencias entre Gobernación de Barinas y alcaldía, así como entre las tres empresas. Pese a que intentaron llegar a un acuerdo, no lo lograron.

Los uruguayos se retiraron del estado Barinas sin cumplir con  la transferencia tecnológica. El proyecto decayó. Solo quedaron los camiones recolectores.

Finalizando el 2017,  durante la gestión del alcalde opositor  José Luis Machín,  la dirección de Servicios Públicos asumió la recolección de la basura en el municipio Barinas y se asignó una cuadrilla especial para el tema de los desechos.

Dotación, equipos, unidades

El ex Comisionado para el área de Desechos Sólidos de la Alcaldía del municipio Barinas,  asegura   que  la empresa Emixsa contaba con un camión compactador para la recolección de los desechos, asignado por la presidencia de la República, para las parroquias rurales del municipio Barinas: San Silvestre, Torunos, Santa Lucía y Santa Inés y, un  camión que estaba en muy malas condiciones.

En el 2013, cuando inicia la gestión del ex alcalde opositor José Luis Machín, Emixsa era “un deshuesadero de camiones, al punto tal que el anterior alcalde Sánchez, dejaría unos camiones prácticamente inservibles”.

Explicó que fue necesario alquilar camiones 350 particulares para lograr cumplir con la recolección en las zonas que le correspondían a la empresa.

La empresa Mancomunidad Noroccidental continúa  solo con dos camiones activos para el servicio en la parte de Alto Barinas.

Basura y política

Opositores y chavistas dejaron que el tema del debate político sobre la basura avanzara hasta llegar  a un punto irreconciliable. Los alcaldes no tenían recursos y la gente  no estaba pagando por el servicio.

Según Garzón, el Gobierno Regional prefería usar el problema de los desechos como un tema  guerra política.

Los camiones recogían los desechos en los otros municipios (Cruz Paredes, Alberto Arvelo Torrealba, Obispos, Barinitas y  Pedraza) y prestaban un servicio limitado al municipio Barinas.

En 2013 cuando resultan ganadores los alcaldes opositores José Luis Machín y Ronald Aguilar, en el municipio Barinas y Sucre respectivamente, el entonces gobernador  del estado Barinas, Adán Chávez, hermano del fallecido Hugo Chávez, dejó sin camiones recolectores a las nuevas autoridades locales.

“Yo diría con total certeza que el problema de la basura es monstruo de Adán Chávez. Es su responsabilidad porque él le quitó competencias al alcalde del momento, a Abundio Sánchez,  y luego le hizo la guerra a Machín. Eso generó que la gente hiciera con sus desechos sólidos lo que le daba la gana y también se fue acabando la capacidad operativa de cada empresa. Él es el culpable”, acotó Hernando Garzón.

Un botadero de basura

El vertedero de basura ubicado en la antigua vía San Silvestre e  inaugurado con bombos y platillos en el 2008, dirigido actualmente por la gobernación de Barinas y el Ministerio de Ambiente, ya cumplió su operatividad y se ha convertido en un vulgar botadero de basura. No se permite la entrada de los camiones procedentes de municipios bajo el mandato de opositores.

El concejal del municipio Barinas, José Luis Calderón, manifiesta que ya no se ejecuta el tratamiento de la basura como en el pasado.  Asegura que algunos camioneros se quejan porque los camiones no tienen cauchos adecuados para ingresar, se quedan atascados, o corren el riesgo de pinchar los neumáticos con algún desecho metálico.

Garzón recuerda haber visto cómo asaban un perro en el vertedero de basura, y escuchar comentarios como que “allí se venden las cervezas más frías de Barinas”.

Otro punto a evaluar es que en esa zona las fosas de aproximadamente 2 a 3 kilómetros son zonas hídricas. Las aguas contaminadas permean hacia el terreno, lo que podría poner en riesgo a muchas familias que extraen agua de pozos subterráneos.

Un entramado a desentrañar

En la oportunidad en que Garzón realizó la evaluación (2017), estimó la operatividad de cada empresa en los siguientes términos: Emixsa 10%, Esobades 60% Mancomunidad 30%.

Si se logra ejercer un adecuado uso de los recursos, la situación de los desechos en el municipio podría mejorar, a pesar de las variables en contra. Las autoridades deben  comenzar por idear una nueva campaña de educación ciudadana.

La situación es apremiante pues los contenedores, y ahora los espacios donde los ciudadanos arrojan los desechos,  son medios de convivencia de ratas, cucarachas, zancudos, moscas, gatos, perros, zamuros, garzas, gavilanes, lo que incentiva un problema sanitario en la ciudad.

Benito Peña, consultor internacional, ha asesorado a distintos gobiernos en América Latina sobre el tema de la basura.

Considera que las causas del problema se centran en un modelo de  consumo en ascenso y desordenado, alta producción de basura y escasa reutilización y reciclaje.

Sugiere como posibles soluciones establecer un sistema o plan maestro  de recolección, disciplina, reciclaje y reutilización de desechos, en el cual se eduque a los ciudadanos, para que produzcan menos volúmenes de basura y colaboren con el proceso.

Garzón coincide en fomentar la educación ciudadana, mejorar la operatividad de las empresas recolectoras, eliminar el debate político del sistema de recolección de desechos, modernizar Ley Nacional y Ordenanza. Dice que se requiere visión gerencial y hablarle claro a la gente. La Policía de Municipio Barinas (PMB) debe tener dimensión de policía ambiental que multe y  sancione a la gente, además de una división fiscal

Piensa que para ello se requiere de recursos  económicos, logísticos, personal calificado  y un plan. Es necesario implementar campañas y alianzas con todos los sectores a fin de lograr paliar este problemática que va in crescendo.

Plantea otras alternativas. La alcaldía debe ubicar prontamente otro terreno, crear un jardín botánico en el basurero. Manifiesta que se requiere voluntad política de los gobernantes, concertación de diferentes actores políticos para no hacer campaña con ese tema e involucrar a los directores de las unidades educativas y de salud. Además, los consejos comunales deben hacer contraloría social e involucrar a los comercios y las  empresas.

Piden asumir responsabilidades

El pasado 27 de abril de 2018, el Concejo del municipio Barinas exhortó a la alcaldesa chavista, Nancy Pérez,  dar solución al problema de la basura .

La sesión fue impulsada por el concejal José Luis Calderón, para la interpelación del jefe de Recursos Públicos de la alcaldía del municipio Barinas.

Aseguró que la alcaldesa Nancy Pérez ordenó que se activara un plan de contingencia, pero, “eso no ha generado resultado alguno”, aseguró el concejal.

“Alegan que es un problema estructural, que el tema de los repuestos de los camiones”, acotó.

De acuerdo a las evaluaciones realizadas por el concejal y a los recorridos por diversos sectores de municipio Barinas, uno de los sitios donde existe mayor acumulación de basura es en la avenida Nueva Torunos. De  4 a 5 pm, en la zona de Mi Jardín se puede observar a los niños escarbando en  la basura.

Los camiones antes entraban a los sectores, barrios, urbanizaciones, ahora esporádicamente pasan por las avenidas principales. Los habitantes de la zona  deben caminar de tres a diez cuadras  cargado con sus desechos. Es el caso de los sectores Rosa Inés, Rosaleda, Hugo Chávez, Los Lirios, Virgen del Valle, entre otros.

Para Calderón la solución pasa  por un reconocimiento por parte de la alcaldesa sobre la complejidad del problema. “Mientras que ellos no reconozcan estas irregularidades o problemas, pues seguirán colocando pañitos de aguas frías”.

Sostiene que la gobernación del estado y PDVSA deberían realizar inversiones para solventar esta grave problemática. “Porque las tres empresas, Esobades, Mancomunidad y Emixsa no han podido resolverlos”.

“Como ya ellos han dicho que son un solo gobierno, nacional, regional y municipal deben abocarse a resolver los problemas presentados con el tema de la basura”.

Share This