Seleccionar página

Pérdidas de las empresas del Estado en 2016 superaron el gasto en salud, educación, vivienda y seguridad

Transparencia Venezuela pregunta ¿Tiene sentido que el Ejecutivo Nacional deba compensar las pérdidas de empresas en actividades que no le son propias y sacrifique la calidad y cobertura de los bienes públicos de carácter social?

Caracas, 07 de marzo de 2017. En la investigación que lleva adelante Transparencia Venezuela sobre las empresas propiedad del Estado, se encontró que aproximadamente un 70% de las 511 compañías, estimaron en conjunto pérdidas de 1,29 billones de bolívares en 2016, de acuerdo con información obtenida de las Gaceta Oficial N° 6.213, 40.966 y 6.261. Además, el monto de las pérdidas superó en 14% el gasto social total dedicado en 2016 a educación, salud, vivienda y seguridad social el cual sumó 1,13 billones de bolívares.

Las empresas propiedad del Estado recibieron el año pasado 500.271 millones de bolívares por transferencias desde el sector público, mientras que para seguridad social el Gobierno destinó 432.805 millones de bolívares, es decir 67.466 millones de bolívares menos. Cabe destacar que de 505 empresas estatales encontradas al inicio de la investigación se le sumaron 6 que se identificaron posteriormente.

A educación se le asignó 364.882 millones de bolívares, a salud 278.039; vivienda 21.198 y otros 33.783 millones de bolívares, totalizando el gasto social en 1,13 billones de bolívares.

Se destaca en los hallazgos, que a las empresas estatales del sector agroalimentario le asignaron 114.669 millones de bolívares y fueron las más favorecidas con 22,92% de  las transferencias desde el Ejecutivo y también las que estimaron mejor situación financiera en 2016 (ganancias de 3,4 millardos de bolívares), sin embargo, no lograron paliar la crisis por el desabastecimiento de alimentos esenciales ni han impedido los problemas de desnutrición en poblaciones vulnerables.

Al sector de electricidad le asignaron 88.145 millones (17,62%), las instituciones financieras y seguros 81.957 millones de bolívares, (16,38%); manufactura 53.596 millones (10,71%) y otros 161.905 millones (32,36%).

A partir de estos resultados, la Organización No Gubernamental pregunta ¿Tiene sentido que el Ejecutivo Nacional deba compensar las pérdidas de empresas en actividades que no le son propias y sacrifique la calidad y cobertura de los bienes públicos de carácter social que deberían ser progresivos? ¿Es racional que esto ocurra en momentos de caída en los ingresos por exportaciones, déficit fiscal y depresión económica.

Es preciso enfatizar que la provisión de los bienes y servicios de carácter social: educación, salud, vivienda y seguro social, forman parte de los derechos humanos consagrado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y el Estado los debe garantizar.

Otro de los hallazgos de la investigación realizada por Transparencia Venezuela, muestra que el monto recibido por las empresas estatales en transferencias desde el sector público es de 500.271 millones de bolívares, lo que contrasta con el monto total estimado de aportes fiscales, que alcanza 414.896 millones, cifra inferior al de las transferencias recibidas y muy por debajo de las pérdidas globales estimadas.

Las empresas que más aportes fiscales estimaron son PDVSA y sus filiales petroleras y no petroleras con 210.581 millones de bolívares correspondientes a 50,76% de las contribuciones; las del sector hoteles con 69.908 millones; 16,85%; instituciones financieras y seguros 48.160 millones; 11,61%; comercios 28.954 millones; 6,98%, y otros 57.293 millones de bolívares que corresponde a 13,81%.

Share This