Seleccionar página

Sidor generó pérdidas que superan Bs. 9 mil millones en 2016

Para Transparencia Venezuela los efectos negativos de la ruina de la siderúrgica trascienden a la economía e industria nacional. En 2016, se importaron desde China 204 mil toneladas de productos de acero laminado que antes se producían en el país

Caracas 22 de mayo de 2017. La Siderúrgica del Orinoco producía para el año 1996, la cantidad de 3,1 millones de toneladas de acero líquido que equivale a 86% de la capacidad instalada real de la empresa. Veinte años después con la transformación a “Sidor Socialista” la producción se derrumbó a 0,31 millones de toneladas, según la investigación que ejecuta Transparencia Venezuela sobre las empresas propiedad del Estado.

Además, se encontró, que se pasó de fabricar 232 mil toneladas de cabillas y 45 mil de tubos en el año 1996 a sólo 29 mil toneladas de cabillas y ningún tubo en el año 2016.

Con la caída de la producción, el estado financiero de la siderúrgica se fue a pique. De generar 48 mil millones de bolívares en el año 1996, los pasivos de la estatal en 2014 totalizaron más del doble del valor de los activos, lo cual colocó a la acería en condición de liquidación de acuerdo con el Código de Comercio y las leyes venezolanas. El valor patrimonial o contable de Sidor resulta negativo al restar los activos de los pasivos, según la memoria y cuenta del Ministerio de Industrias del año 2014. Las pérdidas del ejercicio 2014 cerraron en Bs. 7.638 millones, superior en 43% a la pérdida del 2013.

Al 31 de diciembre de 2014, los activos se ubicaron en Bs. 11.908 millones, mientras que el total de pasivos asciende a Bs. 27.235 millones, destacándose el saldo de deudas comerciales de Bs. 11.353 millones, una cifra que casi se asemeja al valor de los activos de la industria, restando solidez y capacidad de endeudamiento y reforzando la dependencia de los subsidios gubernamentales.

Pero el descenso continuó. En en el presupuesto publicado en Gaceta Oficial 6.213, Sidor estimó pérdidas en el año 2016 de Bs. 9.260 millones.

Para Transparencia Venezuela la ruina de la siderúrgica trasciende en mucho a la propia empresa.  Sus efectos negativos sobre la economía y la industria venezolanas son enormes. Por ejemplo: en 2012, Venezuela (es decir, diversas industrias nacionales) importó de China 520 mil toneladas de productos semiterminados y finales de acero que antes se producían en Sidor. El dato está en el informe de la Asociación Latinoamericana del Acero.

Otro documento de Alacero muestra que en los primeros 10 meses de 2016, pese a la dura caída de la producción nacional venezolana de productos derivados de acero, se importaron desde China 204 mil toneladas de productos de acero laminado que antes producía Sidor.

Sin embargo, a pesar de la debacle de la empresa la cantidad de empleados después de la reestatización se incrementó 52,7%.  Sidor en la década de los 90 hizo un proceso de reconversión reconduciendo personal a otras empresas y actividades privadas reduciendo el personal a 11 mil y luego a 9 mil.  Pero al reestatizar la siderúrgica, el Gobierno incorporó a muchos tercerizados -esos de labores inherentes a la producción y otros que no eran parte de la producción-, además de sumar muchos “compañeros de partido”, incluyendo no menos de 2 mil “en comisión de servicio”, es decir que nunca trabajan, y muchos que jamás fueron sidoristas ni tercerizados.

El incremento de empleados fue tal que para el año 2016 sumaban 19.029 trabajadores, según halló Transparencia Venezuela en la Gaceta Oficial N° 6.213.

Share This