Seleccionar página

La impunidad promueve la corrupción

Noticias_TRANSPARENCIA

El Gobierno nacional se dispone a poner en marcha un nuevo modelo cambiario, pero aún no determina quiénes fueron los responsables del desvío de más de 20 mil millones de dólares a “empresas de maletín”.
 

El presidente Nicolás Maduro ha garantizado a los acreedores de la República que cumplirá puntualmente con todos los compromisos suscritos. Sin embargo, aún no cancela la deuda que tiene pendiente con todos los venezolanos: explicar quiénes son los responsable del desvío de más de 20 mil millones de dólares desde la extinta Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) hacia las llamadas “empresas de maletín”.

 

El Gobierno anunció y se dispone a aplicar un nuevo modelo cambiario, pero aún no rinde cuentas ante los ciudadanos sobre las irregularidades que minaron el anterior sistema ni brinda información acerca de los funcionarios y particulares involucrados en esos supuestos hechos ilícitos.

 

Para evitar que unos pocos se sigan aprovechando de los dólares de todos, no basta con cambiar los nombres de las instituciones, inventar nuevas siglas para identificar los sistemas de adjudicación de divisas o devaluar la moneda. El Gobierno debe actuar con transparencia si, en realidad, quiere eliminar los riesgos e incentivos perversos que promueven la corrupción en el control de cambio. La opacidad y la impunidad solo sirven para fomentar el delito.

 

El 3 de diciembre de 2013, el Jefe de Estado creó la Comisión Presidencial para la Verificación de la Conformidad del Otorgamiento de Divisas por parte del Estado Venezolano y su Uso Correcto. La instancia en cuestión está conformada por los diputados Ricardo Sanguino (PSUV-Táchira) y Jesús Faría (PSUV-Caracas), la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, el supertintendente nacional de Valores, Gustavo José Hernández Jiménez, y el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López.

 

El diputado Sanguino, también presidente de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, indicó que entregarían un informe “a mediados de junio” de 2014 al presidente Maduro con “todo lo que hemos venido observando”. No obstante, hasta la fecha los venezolanos desconocemos los hallazgos de las investigaciones que estaría desarrollando la comisión presidencial.

 

El Jefe de Estado dice que “los dólares son del pueblo”. Esto es así, por ello el pueblo debe saber en detalle cómo avanzan esas averiguaciones, sus resultados. En definitiva, se trata de determinar cómo fue posible que miles de millones de dólares de la República que pudieron ser utilizados para adquirir alimentos, productos básicos e insumos médicos, terminaran en manos de funcionarios y particulares corruptos. Se trata de precisar a dónde fueron esos recursos, establecer responsabilidades y aplicar sanciones en caso de que se compruebe la perpetración de delitos.

 

Antes de pedir confianza para el nuevo esquema del control de cambio, la comisión presidencial y el propio presidente Maduro tienen la obligación de aclarar a los venezolanos qué pasó con Cadivi, quiénes son los culpables de ese desfalco y qué medidas tomarán contra aquellos que saquearon el erario público.

Share This