Seleccionar página

Transparencia Venezuela insta a Jorge Rodríguez y Rafael Ramírez aclarar denuncias mutuas de corrupción

Noticias, Slider Home

Transparencia Venezuela, 29 de enero de 2020.- Jorge Rodríguez, ministro de Comunicación e Información de Nicolás Maduro, afirmó el pasado 23 de enero que Alejandro Betancourt López forma parte de un grupo de empresarios que “se hicieron millonarios con contratos que directamente les otorgó Rafael Ramírez”, expresidente de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y exministro de Energía y Petróleo bajo el gobierno de Hugo Chávez. Ramírez, además, fue nombrado posteriormente por Maduro vicepresidente del área Económica del gabinete Ejecutivo, canciller de la República y representante de Venezuela ante la Organización de Naciones Unidas.

Rodríguez afirmó que Betancourt López “se robó miles de millones de dólares junto a Nervis Villalobos – ex viceministro de Energía Eléctrica durante la gestión del presidente Chávez-” en supuesta complicidad con otros socios de la empresa Derwick Associates, que obtuvo contratos millonarios en el marco de la emergencia eléctrica decretada por el presidente Chávez. Según el ministro Comunicación e Información, Betancourt López es “íntimo amigo” de Villalobos, quien en su momento ascendió en la administración pública gracias a su apoyo al chavismo.

En respuesta a estos señalamientos, el exministro Ramírez publicó en Twitter: “Jorge Rodríguez eres el colmo del cinismo. Quien se hizo millonario con contratos eléctricos fue tu testaferro Majed Khalil. Alejandro Betancourt es socio de ustedes en Pdvsa con la empresa mixta Petrozamora y en la Faja con una empresa de maletín de Malta. Tengo las pruebas”.

El ex presidente de Pdvsa agregó que Betancourt López “es un operador económico de Maduro y su entorno y que hay un juicio en Florida por los 1.200 millones de dólares que se robaron de Pdvsa en diciembre de 2014”, y afirmó que Rodríguez y Maduro se “robaron” la suma de “40 millones de dólares para la campaña electoral del 2012” entregada por “los brasileños”.

Vista la gravedad de las acusaciones y que tanto Rodríguez y Ramírez admiten que se perpetró un saqueo a las arcas públicas utilizando el drama de la emergencia eléctrica que aún hoy sufren los venezolanos, Transparencia Venezuela exige lo siguiente.

A Jorge Rodríguez:

Explicar con detalle qué hizo para frenar los supuestos hechos de corrupción de los que hoy acusa a Rafael Ramírez, con quien compartió durante años en el gobierno y en la dirección nacional del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Aclarar si en algún momento advirtió al presidente Chávez sobre las supuestas irregularidades cometidas por Rafael Ramírez y qué respuesta obtuvo.

Publicar toda la información que maneja sobre el supuesto esquema de corrupción que involucró a funcionarios del gobierno del presidente Chávez y empresarios en el marco de la emergencia eléctrica.

Responder si tiene relación con los empresarios Majed Khalil y Alejandro Betancourt López, tal como lo afirma el exministro Ramírez.

Informar si conoce de alguna investigación formal contra Betancourt López, los otros socios de la empresa Derwick Associates, y demás empresarios y funcionarios implicados en el supuesto esquema de corrupción, así como las acciones para recuperar los miles de millones de dólares que se habrían sustraído en el marco de la emergencia eléctrica.

Aclarar si Alejandro Betancourt López es socio en Pdvsa en las empresas mixtas.

A Rafael Ramírez:

Presentar todas las pruebas que asegura tener sobre las irregularidades presuntamente cometidas por Jorge Rodríguez y Nicolás Maduro.

Aclarar su relación con Betancourt López y otros socios de la empresa Derwick Associates.

Publicar toda la información que maneja sobre el presunto esquema de corrupción que involucró a funcionarios del gobierno del presidente Chávez y algunos empresarios, en el marco de la emergencia eléctrica.

Aclarar los criterios utilizados para seleccionar las empresas y asignar los contratos en medio de la emergencia eléctrica.

Jorge Rodríguez y Rafael Ramírez compartieron durante muchos años en el gabinete Ejecutivo y en la dirección nacional del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv). Ambos fueron estrechos colaboradores del fallecido presidente Chávez. Ramírez sirvió a Nicolás Maduro, así como lo sigue haciendo Rodríguez, en calidad de ministro de Comunicaciones.

Si la lucha contra la corrupción es sincera, demanda transparencia y compromiso. Ocultar información significa encubrir a los corruptos que destruyen a la República. Rodríguez y Ramírez tienen la obligación de explicar al país las acusaciones que se lanzan mutuamente, pues la corrupción que señalan ocurrió en el seno del gobierno chavista, y es la causante de la emergencia humanitaria compleja y el colapso de los servicios públicos que afectan a todos los venezolanos.

Share This