Seleccionar página

Tribunal Supremo de Justicia dicta orden de captura contra el diputado Julio Borges

La Sala Plenaria del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) dictó orden de captura contra el diputado a la Asamblea Nacional, Julio Borges, un día después de que el presidente Nicolás Maduro acusara al parlamentario y a su colega, Juan Requesens, de ser los autores intelectuales del atentado en su contra ocurrido el pasado 4 de agosto.

El TSJ alegó que existen elementos que comprometen la responsabilidad de Borges en la comisión flagrante de los delitos de: instigación pública continuada; traición a la patria; y homicidio intencional calificado en grado de frustración en contra del presidente. La decisión fue tomada con ponencia del magistrado Juan Luis Ibarra Verenzuela.

“El TSJ ordena, que por tratarse en flagrancia este procedimiento, y de conformidad con la decisión N° 1684 del 4 de noviembre de 2008 de la Sala Constitucional del Alto Juzgado, no procede el antejuicio de mérito de Julio Borges”, informó.

El tribunal afirmó que en este caso el enjuiciamiento corresponde a los tribunales ordinarios en materia penal, según lo dispuesto en el artículo 378 del Código Orgánico Procesal Penal y ordenó la inmediata detención del asambleísta, en base al artículo 116 de la Ley Orgánica del TSJ.

Borges se defiende de las acusaciones

“Ni el país ni el mundo te creen la farsa del atentado, todos sabemos que es un montaje para perseguir y condenar a quienes nos oponemos a tu dictadura. Sepultaste la Constitución”, escribió el diputado en su cuenta Twitter en respuesta a las acusaciones del presidente Nicolás Maduro.

 “Me has acusado de la guerra económica, de la crisis del efectivo, de la hiperinflación, de la escasez generalizada, de trata de blancas ¿Y ahora de la farsa del atentado? No engañas a nadie. El único culpable de la tragedia del país eres tú” escribió en un tweet dirigido a Maduro.

El parlamentario se encuentra en la ciudad de Bogotá, Colombia y este miércoles se reunió con el presidente del Congreso de ese país, Ernesto Macías.

Share This