Seleccionar página

Una vez más, Venezuela no aprobó el examen. Así lo reveló el Informe de Evaluación de la Convención Interamericana contra la Corrupción de la Organización de Estados Americanos, OEA, al verificar que de las 113 recomendaciones que se le habían formulado, 97 no reportaron ningún avance; 12 algún avance y 4 cumplidas satisfactoriamente.

Mercedes De Freitas, directora ejecutiva de Transparencia Venezuela señaló en rueda de prensa que mientras los órganos del Estado,  responsables de luchar contra la corrupción no consideren con seriedad los informes de la OEA, elaboren planes de implementación y asignen recursos para ejecutar esos planes, Venezuela seguirá perdiendo el tiempo y los recursos públicos.

Afirmó la representante de Transparencia Venezuela que la Contraloría General de la República sigue participando como representante del Estado venezolano en el Seguimiento de la Convención Interamericana contra la Corrupción, Mesicic, en la OEA, evaluando, cada cuatro meses, a otros países en el Comité de Expertos, “pero dentro de este país, -dijo-,  lamentablemente,  no hay difusión del informe, ni programas que permitan construir los sistemas de integridad que necesitamos.

Señaló que todos los poderes públicos tienen tareas pendientes, aunque la mayor cantidad se concentra en el Ejecutivo Nacional,  en la Asamblea Nacional, en la Contraloría General de la República y en el Tribunal Supremo de Justicia.

Como ejemplo del tipo de tareas retrasadas, De Freitas indicó que la Asamblea Nacional tiene muchas; entre ellas destacan: 1. Aprobar una ley de acceso a la información pública; 2.desarrollar regulaciones para facilitar las denuncias de actos de corrupción; 3. dictar medidas que protejan a los servidores públicos que denuncien estos actos; 4. Eliminar las leyes de desacato; 5. Eliminar las disposiciones que limitan la participación de las organizaciones de la sociedad civil en la prevención de corrupción, incluso, los referidos a las fuentes de financiamiento de estas organizaciones.

Otro aspecto que el Parlamento venezolano tiene pendiente es una ley de prevención de conflictos de intereses, impedimentos, inhabilidades y prohibiciones funcionarios de altos cargos en actividades que pudieran afectar su imparcialidad, el fortalecimiento de sanciones y la previsión de un órgano con plena autonomía.

Transparencia a preparado un semáforo que muestra el estatus de Venezuela en cada tema.

http://www.transparencia.org.ve.previewdns.com/AreasEstrategicas/Convenciones-Contra-La-Corrupcion/CICC/Principal/Novedades/Recomendaciones-de-la-OEA-para-combatir-la-corrupc.aspx

Resultados de la prueba. Desde la aprobación del Mecanismo de Seguimiento de la Convención Interamericana contra la Corrupción, Mesicic, en mayo de 2001, Venezuela ha sido evaluada tres veces: julio 2004, junio 2007 y marzo 2010.

“En el informe del año 2010, de las 52 recomendaciones de los temas que se evaluaron en la I Ronda en 2004, la OEA insistió que Venezuela no ha avanzado nada en 44 ítems que se marcaron en rojo por estar estancadas. Allí se encuentran temas como conflictos de interés, declaración jurada de patrimonio, supervisión de organismos públicos, mecanismos de estímulo y participación de la sociedad civil en esfuerzos de prevención de la corrupción, asistencia y cooperación internacional, autoridades centrales y recomendaciones generales”, sostuvo De Freitas.

Share This