Seleccionar página

Caracas (REDACTA).- Si alguien espera poder votar por Leopoldo Lopez en unas elecciones presidenciales tendría que esperar al menos hasta el año 2018, cuando ya no pese sobre él una medida administrativa dictada por el gobierno que lo inhabilita politicamente.

Y es que aunque la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sentencie a favor del ex alcalde de Chacao y le solicite al Estado venezolano que acate la medida, en Venezuela se sentaría un precedente en el que se cumple de forma completa con una sentencia de ese tribunal desde que se creo en 1979.

En total la Corte ha dictado hasta el momento diez sentencias en el que condena al Estado venezolano y le exige que cumpla una serie de medidas para indemnizar a familiares o víctimas de masacres, de destituciones arbitrarias o incluso a que cambie el discurso descalificatorio contra varios medios de comunicación.

Sin embargo muchos son los que todavía esperan por que el Estado cumpla con el artículo Artículo 23 de la Contitución de la República que indica que los tratados, pactos y convenciones relativos a derechos humanos, suscritos y ratificados por Venezuela, tienen jerarquía constitucional y prevalecen en el orden interno. Además son de aplicación inmediata y directa por los tribunales y demás órganos del Poder Público.

Fuente: El Carabobeño/Luis Sebastian Renaud

Share This