Seleccionar página

Desabastecimiento-14

«Cerrados por remodelación», se lee en avisos pegados en todos los accesos del Bicentenario ubicado en la avenida Fuerzas Armadas de Maracaibo, en el centro comercial Norte.

No obstante, un procedimiento policial iniciado este lunes, 15 de febrero, revela otras posibles razones: el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) inspeccionó todas las instalaciones de la Red de Abastos Bicentenario en la capital zuliana y la Costa Oriental del Lago. La visita concluyó con la detención de los gerentes de 6 de las tiendas: las de Costa Verde, 5 de Julio, Sierra Maestra y Centro Sur, en Maracaibo y San Francisco, y los de las sucursales en Lagunillas y Cabimas.

El pasado martes 9 de febrero, último día de Carnaval, los empleados de la cadena y otros trabajadores de las adyacencias vieron por última vez abierto el supermercado donde a diario unas 2.600 personas solían apostarse en las afueras del centro desde primeras horas de la mañana hasta las últimas de la tarde. Ahora con la clausura, esas personas se ven afectadas por el ascenso de la escasez de alimentos.

Pese a que ya el día miércoles el local no abrió más al público, el aviso deja leer que el cierre estaría comprendido entre el 11 de febrero hasta nuevo aviso. Pese a esto, algunos trabajadores siguen yendo hasta el lugar a cumplir horario, mientras que otros aguardan por instrucciones, pues sostienen que dentro del recinto aún quedan productos y esperan que los «saquen».

Sin embargo, en la página web www.abastosbicentenario.gob.ve, la nota que reseña el cierre temporal de este local reza que son los mismos trabajadores quienes desde hace un mes llevan a cabo el plan de recuperación de las instalaciones del Gran Abasto Bicentenario Norte. Incluso, especifican que los empleados de las áreas de carnicería, pescadería, mantenimiento, variedades y los jefes de Agroprocesados y Mantenimiento son quienes por iniciativa propia colaboran para mejorar los espacios del supermercado y dar un mejor servicio a sus usuarios. Esto según declaraciones de Joan Rangel, gerente del GAB Norte.

Usuarios de este supermercado venían denunciado antes del cierre la extinción de productos que solían poder comprar en este local aún tras hacer horas de cola. Otras denuncias indicaban la imposición de pago únicamente con tarjetas de débito, crédito y alimentación, una implementación que según Nelson José Montilla, miembro del Consejo Popular de Abastecimiento y Producción (CPAP), de los sectores 18 de octubre y San Jacinto, consiguió un «ambiente más humanizado» en el abasto y hasta disminuyó la cantidad de personas en la cola, el «bachaquerismo» y la pernocta de los compradores en las afueras.

Varios empleados de Bicentenario Norte y dependientes de tiendas ubicadas en el centro comercial Norte fueron consultados por el equipo de Transparencia Venezuela sobre el cierre del establecimiento. Ninguno hizo referencia a las obras de remodelación. Solo se limitaron a decir que el abasto está cerrado desde el martes 9 de febrero. En las afueras del local no se observa ninguna evidencia de que haya trabajos de construcción en el interior, ni se observa el ingreso o salida de trabajadores.

El gorgojo de la corrupción

El lunes de carnaval, antes del cierre de Bicentenario Norte, una comisión del Consejo Legislativo del estado Zulia (CLEZ) inspeccionó la tienda tras innumerables quejas de usuarios que denunciaban el acaparamiento de productos en los depósitos.Varios legisladores regionales, entre ellos José Luis Acosta y Edgar Mujica, del PSUV, constataron la existencia de productos regulados en los almacenes que no se estaban vendiendo a los compradores. Asimismo, anotaron la irregularidad: 50 de las 70 cajas registradoras no estaban habilitadas para funcionar, a pesar de que hay 301 empleados en el local.

Este lunes, agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebín) iniciaron en todo el país la Operación Ataque al Gorgojo, que pretende frenar la especulación, el acaparamiento y las irregularidades administrativas en los 53 establecimientos de Abastos Bicentenario, frenando las actividades de las «redes de corrupción», según dio a conocer el Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores y Justicia.
La tienda de la red ubicada en el centro comercial Costa Verde, en la avenida Bella Vista de Maracaibo, fue objeto de la inspección de los funcionarios de seguridad. Varios medios informativos locales divulgaron la detención de uno de los gerentes de la tienda, de acuerdo con fuentes extraoficiales.

El local sigue operando, pero ya han cerrado sus puertas la sucursal de Abastos Bicentenario en el Centro Sur, la del norte de la ciudad y una en la Costa Oriental del Lago. Son seis las tiendas de la red gubernamental en Maracaibo. Dos están clausuradas y las colas aumentan en las que por ahora siguen funcionando.

Detenidos por el Sebin

Tras ejecutar la operación de registro e inspección en las tiendas locales y de la COL, el Sebin detuvo a los siguientes funcionarios de la red de abastos: Guido Bustillos, gerente de Bicentenario en Centro Sur; Hébert Romero, de la tienda en Sierra Maestra; Néstor Salas, del abasto de 5 de Julio; Wilfredo Paredes, de Costa Verde; Carlos Bonilla, del Bicentenario de Lagunillas, y Antonio García, subgerente de la tienda en Cabimas.

La operación Ataque al Gorgojo fue conducida por varias docenas de funcionarios del Sebin, bajo el mando del inspector Luis Casamayor y, según lo que han difundido los medios regionales, por órdenes directas del presidente Nicolás Maduro.

María José Túa / Jesús Urbina

Transparencia Venezuela – Capítulo Zulia

Share This