Seleccionar página

CIDH expresó preocupación por caso del diputado Juan Requesens

Noticias, Observador Parlamentario, Slider Home

La comisión interamericana de los derechos humanos (CIDH) expresó su preocupación por el caso del diputado Juan Requesens, detenido de manera irregular por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) el pasado 7 de agosto acusado de formar parte del supuesto atentando contra el presidente Nicolás Maduro.

“El Estado venezolano tiene la obligación de brindar un trato digno al diputado Requesens que resulte compatible con los estándares interamericanos en materia de privación de libertad”, manifestó el organismo mediante una nota de prensa considerando el deber especial que tienen los Estados respecto de las personas bajo su custodia.

La Comisión  rechaza todo acto de violencia y pide al gobierno venezolano que se investigue con la “la debida diligencia, de manera seria, transparente, independiente e imparcial” los hechos del 4 de agosto. Afirman que seguirán monitoreando el caso del parlamentario.

La CIDH también pide que tanto en el caso del diputado Julio Borges, quien tiene orden de captura dictada por el Tribunal Supremo de Justicia, como en el de Requesens, se respeten el debido proceso y las garantías judiciales. “Esto incluye el acceso efectivo a su defensa jurídica y una participación directa en el mismo”, destacó el Relator de la CIDH para Venezuela, Francisco Eguiguren.

El diputado no ha visto a sus familiares desde su detención  

Los familiares del diputado Juan Requesens denunciaron que a 24 días de su detención, no se les ha permitido ver al parlamentario. Ni siquiera su defensa ha podido tener contacto con él. La explicación para impedir las visitas al parlamentario es que hay “órdenes superiores”.

La hermana del diputado, Rafaela Requesens, responsabilizó al presidente Maduro por lo que pueda ocurrirle al parlamentario, dado que por haber sido sometido a una cirugía bariátrica necesita cuidados especiales, los cuales no le son permitidos por los funcionarios del Sebin. “Se niegan a dejar que veamos a Juan y también a que le entreguemos comida. Su vida está en riesgo”.

Cortesía Caraota Digital

El parlamentario requiere de vitaminas, comida y medicamentos especiales, pero a la familia se le hace esperar horas para entregarlos bajo la excusa de que “no hay funcionarios que la reciban”. Desconocen si realmente le son entregados al diputado.

Por su parte, el equipo de abogados de Requesens asegura que está en marcha una condena sin juicio. “Sabemos que el presidente ya lo condenó a priori; sabemos que ya hay una condena sin un juicio previo, sin el debido proceso, que está ya en marcha, pero nosotros necesitamos tener acceso a las actas. Necesitamos hablar con Juan”, dijo Joel García, abogado del parlamentario.

Añadió que no han podido revisar el expediente de imputación por la falta de despacho en el Tribunal 1° de control con competencia en materia de terrorismo, lo que perjudica y atrasa la defensa e impiden que puedan solicitar la práctica de exámenes médicos.

Share This