Seleccionar página

¿Cuáles candidatos a alcaldes se comprometieron públicamente a luchar contra la corrupción?

Coordinaciones, Gestión Pública, Noticias, Slider Home

Al menos seis candidatos que participarán en las elecciones municipales del próximo 10 de diciembre en Venezuela suscribieron un compromiso formal de lucha contra la corrupción en su gestión, en caso de resultar electos.

Este documento, cuya firma promovemos como organización que defiende la transparencia de la gestión pública nacional, regional y municipal para reducir los riesgos de corrupción y fortalecer la rendición de cuentas para los ciudadanos,fue suscrito por los candidatos a la alcaldía de Maracaibo, Carlos Alaimo del Partido Independiente del Zulia (PIZ) y Juan Carlos Fernández de Un Nuevo Tiempo (UNT); Alcides Monsalve candidato de AD a la alcaldía de Libertador del Estado Mérida; Carlos Misael Chávez candidato de Avanzada Progresista (AP)a la alcaldía de Barinas y Wilson Castro candidato por Gente de Guayana (GG) a la alcaldía del municipio Caroní de Bolívar.

Manuel Rosales también firmó el compromiso en el marco de su campaña por la Gobernación del Estado Zulia, luego que la Constituyente decidiera repetir esta elección por la negativa de Juan Pablo Guanipa, electo el pasado 15 de octubre, a juramentarse ante esta instancia.

Transparencia Venezuela exhortó a los aspirantes a alcaldes de todas las tendencias políticas a firmar un compromiso público para la defensa de la integridad de los recursos, bienes e instituciones venezolanas, trabajando con intensidad en las prácticas que consolidan un gobierno abierto y lucha contra la corrupción, acceso a la información y datos abiertos, participación y colaboración.

El compromiso promovido por Transparencia Venezuela para la lucha contra la corrupción en la administración pública municipal, contempla nueve puntos, entre ellos: elaborar y publicar un programa anticorrupción;garantizar el respeto la separación de poderes y el sistema de controles y contrapesos; rendir cuentas con calidad y exhaustividad, garantizar el acceso a la información pública e implementación de políticas de transparencia activa; transparentar las contrataciones públicas;promocionar la denuncia;fortalecer la participación ciudadana y la colaboración, y ser ejemplo de una gestión transparente.

Venezuela es el país con mayor corrupción de América Latina y el Caribe según el índice de Percepción de la Corrupción 2016 de Transparencia Internacional.  Obtuvo una calificación de 17 puntos sobre 100 (escala en la que 0 significa percepción de altos niveles de corrupción y 100 percepción de ínfimos niveles de corrupción), con lo que quedó relegado al último puesto de la lista de 32 naciones de la región y a solo 10 lugares de la peor posición en la lista global de 176 que integran la edición del IPC, considerado como el indicador de corrupción más usado en el mundo.

Ante esta situación es necesario aplicar reformas sistémicas profundas que puedan contrarrestar el creciente desequilibrio de poder y riqueza, empoderando a los ciudadanos para que pongan freno a la impunidad generalizada por la corrupción, exijan que los poderosos rindan cuentas y realmente tengan voz en las decisiones que afectan su vida diaria.

Estas reformas deben incluir la divulgación, a través de registros públicos, de quiénes son los verdaderos titulares de sociedades, así como sanciones para los profesionales que facilitan estas operaciones y son cómplices en el movimiento de flujos de dinero corrupto de manera transfronteriza.

Venezuela y todos los países que resultaron calificados como altamente corruptos, tienen como característica común la impunidad, gobernabilidad deficiente y fragilidad de sus instituciones.

 

Share This