“Dijeron que los colectivos entregarán las CLAP y le caerán a tiros al que hable mal del gobierno”

Carta a Bachelet, Derechos, Derechos Humanos

Transparencia Venezuela, 27 de febrero de 2019. A pesar de que en 2016 Nicolás Maduro aseguró que la creación de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción sería la gran solución ante el problema del desabastecimiento en Venezuela, cada vez son más las denuncias de los ciudadanos referidas al uso del programa social como una herramienta de manipulación política, que beneficia a quienes están del lado del gobierno y discrimina a los que piensan distinto.

A través de la plataforma Dilo Aquí, Transparencia Venezuela ha recibido múltiples denuncias de ciudadanos de comunidades vulnerables, que han sido amenazados por sus vecinos y miembros de los CLAP, con negarle la entrega de la caja de alimentos subsidiada por el Estado, si realizan algún acto de protesta contra Maduro o se niegan a firmar una comunicación respaldándolo.

“Retiro mi caja del CLAP a través de un Mercal. Los jefes de calle nos amenazaron diciendo que los colectivos son los que van a entregar la comida de los CLAP y que van a caerle a tiros a los que hable mal del gobierno”, afirmó a finales de enero un denunciante desde el municipio Caroní, Bolívar.

Además de la amenaza, el denunciante informó que los miembros de los llamados colectivos, o grupos de ciudadanos afectos al gobierno que suelen estar armados, se han quedado con los alimentos que trae la caja CLAP. “Algunas personas han ido a buscar sus cajas y se encuentran con que ya han sido retiradas por otras personas. Hay un negocio de bachaqueros frente al Core 8 de la Guardia Nacional en Puerto Ordaz, donde venden los productos del CLAP y Mercal”.

Otro denunciante del municipio Zamora, Aragua, afirmó que le prohibieron comprar la comida pese a que contaba con el dinero para hacerlo. “El sábado 09 de febrero de 2019, llegaron las bolsas del CLAP, que pagamos en Bs.S. 680. Me exigieron tomarme una foto tipo retrato como requisito indispensable para entregarme la bolsa, pero no me explicaron el motivo de tal exigencia, por negarme no me entregaron la bolsa”.

Estas acciones ejercidas por las figuras de poder evidencian su voluntad de manipular a la ciudadanía por medio del hambre, originando grandes daños contra las personas más desfavorecidas y vulnerando derechos fundamentales consagrados en la Constitución, especialmente los derechos a la manifestación, a la libertad de pensamiento, a la no discriminación, a la alimentación, a la salud y la vida, contemplados en los artículos 1, 2, 21, 68 y 305.

Los abogados de Transparencia Venezuela destacan que la ejecución de actos arbitrarios en el manejo de fondos públicos, por parte de cualquier ciudadano, constituye un delito, que no prescribe cuando a través de ellos son afectados los derechos humanos, establecido en la Ley Contra la Corrupción. Sostienen que toda actuación que niegue el derecho a la alimentación y cause mayor hambre y desnutrición, es una violación de derechos humanos, que origina enfermedad y muerte, y quienes las ordenen o ejecuten son responsables.

Exigen investigación

En este mes de febrero el equipo de abogados de Transparencia Venezuela dirigió una comunicación a Freddy Bernal, en su carácter de coordinador nacional de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción, para informar sobre las denuncias recibidas que dan cuenta de las irregularidades en el programa y pedir que se atienda el caso como es debido.

En la comunicación también se exige al titular de las CLAP que ordene una pronta investigación sobre los hechos que han sido denunciados, y que pueden representar una violando de los derechos fundamentales como el derecho a la alimentación, y pide que las acciones permitan dar respuesta y alivio a los denunciantes.

Las personas que han sido víctimas de situaciones irregulares en la venta de los alimentos de los CLAP también pueden denunciar a través de la plataforma Dilo Aquí, disponible en www.transparencia.org.ve o en la aplicación para Android y iOS. Se garantiza la protección del denunciante.

Share This