La Coalición Anticorrupción y la Redhelara instalan el Consejo Ciudadano por el Combustible

Activismo, Coalición Anticorrupción, Integridad, Programas anticorrupción

Este viernes, 18 de septiembre, la Coalición Anticorrupción y la Red de Derechos Humanos del estado Lara (Redhelara) instalaron el Consejo Ciudadano por el Combustible (Consecom) que nace con el propósito de monitorear y documentar irregularidades en el suministro y la distribución de gasolina y diésel de la región. 
 
129 organizaciones de la sociedad civil (112 aliadas la Coalición Anticorrupción y 17 suscritas a la Redhelara), incluyendo asociaciones de productores agropecuarios, industriales, de pacientes crónicos y trabajadores de la salud, suman esfuerzos en esta plataforma para captar y sistematizar denuncias de corrupción en torno a la venta de combustible en las estaciones de servicio controladas por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) desde que se decretó la cuarentena por el coronavirus en Venezuela. 
 
El Consejo Ciudadano por el Combustible recolectará información a través de Dilo Aquí, una aplicación móvil de Transparencia Venezuela, compatible con dispositivos Android y iPhone, que presta asesoría legal y gratuita a víctimas y testigos de hechos de corrupción garantizando la protección de los denunciantes. «Dilo Aquí es la herramienta para poder canalizar las denuncias y desde el consejo producir los efectos que aspiramos para que la distribución de gasolina pueda ser equitativa», detalló el coordinador nacional de Corrupción y Derechos Humanos de la Coalición Anticorrupción, Nelson Fréitez. La interacción de los ciudadanos en esta aplicación es clave para que la instancia pueda establecer patrones y presentar propuestas que aboguen por la transparencia en el suministro de combustible.
 
La escasez de gasolina en el estado Lara se agravó hace seis meses en el estado Lara y ha tenido serias repercusiones sobre los sectores esenciales y las condiciones de vida de las personas. Menos de la mitad de las 103 estaciones de servicio que hay en la región están recibiendo despachos de diésel y apenas 20 estaciones de servicio son abastecidas con gasolina de manera interdiaria en los nueve municipios.
 
La directora ejecutiva de Transparencia Venezuela, Mercedes de Freitas, afirmó que esta iniciativa permite a los ciudadanos asumir la defensa de sus derechos en un contexto de falta de protección y debilidad institucional. De Freitas espera que en otras regiones del país desarrollen esta propuesta para conocer cómo operan las redes de corrupción del combustible.
 
A través del Consejo Ciudadano por el Combustible, pacientes crónicos y trabajadores de la salud seguirán solicitando a las autoridades que les otorguen prioridad en las estaciones de servicio. Las autoridades locales otorgan un cupo limitado interdiario a médicos, enfermeras o pacientes en diálisis, explicaron los representantes de Médicos Unidos de Venezuela y SOS Pacientes Renales, Luzmila Leal y Douglas Morales. «No funcionan todas las rutas de transporte (para el personal de salud) y nos maltratan verbal o físicamente en las estaciones de servicio», detalló Leal. Mientras estos grupos son excluidos constantemente de las colas de gasolina preferenciales, los funcionarios de la Guardia Nacional otorgan pases directos a decenas de vehículos que hacen pagos ilícitos para evadir las colas, según denuncias de los afectados. Hasta $4 por litro de gasolina han intentado cobrar funcionarios públicos al personal que está en la primera línea de atención de la emergencia sanitaria en las estaciones de servicio.
 
«La producción se está perdiendo en los campos debido a que no hay gasolina para trasladarse a los centros de consumo», alertó el presidente de la Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela (Fedenaga) y director de la Asociación Venezolana de Criadores de Ganado Carora (Asocrica), Nicanor Oropeza. 80% de las unidades de producción del estado no tienen acceso a la gasolina y distribuyen con limitaciones algunos rubros en vehículos con motores diésel.
 
Sobre el impacto de la escasez de gasolina en las empresas, la Cámara de Pequeñas y Medianas Industrias del estado Lara (Capmil) calcula que 80% de las actividades en sectores no prioritarios están paralizadas por dos razones: las restricciones de la cuarentena y la falta de gasolina. «Aplaudimos este tipo de espacios que contribuyen a la planificación y el desarrollo. En el país con mayores reservas probadas de petróleo en el mundo nos estamos peleando por unos cuantos litros de gasolina. No quisiéramos ver este escenario a largo plazo», sostuvo el director de Capmil, Ángel Delgado, quien considera que la importación de gasolina puede pasar a manos del sector privado para paliar el desabastecimiento.
 
«La necesidad de combustible es transversal y requiere de la atención de todos. 90% del transporte pesado en Venezuela se mueve por vía terrestre. Actuaciones como esta pueden ayudar a que la poca cantidad de combustible que llega sea manejada con transparencia», agregó el presidente de Fedecámaras Lara, Giorgio Reni.
Share This