Seleccionar página

IMG_20150827_104951636

 

“La grave situación actual del suministro de medicamentos en Venezuela está generando una crisis que afecta a miles de venezolanos que viven con una condición de salud crónica”, aseguró la Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y la Vida (Codevida), quien convocó a una concentración en las inmediaciones del Seguro Social de Alto Costo el pasado 27 de agosto, en la zona industrial Los Ruices, en Caracas.

El equipo de Transparencia Venezuela se trasladó ese día hasta el lugar para recabar los testimonios de los afectados, quienes aseguraron dependen en su totalidad del suministro oportuno por parte del estado venezolano, pues es la única opción para adquirirlos debido a sus altos costos.

Miembros de la Asociación Venezolana de Amigos con Linfoma, Acción Solidaria, SENOSAYUDA, Asociación Venezolana para la  Hemofilia, Amigos Trasplantados de Venezuela y Funcamama, acudieron al llamado de Codevida al calificar  la situación de “extrema urgencia”, debido a que pone en riesgo la vida de quienes viven con estas condiciones.

Francisco Valencia, presidente de la Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y la Vida, aseguró que el problema con el suministro de medicinas afecta a más de 13 mil personas a nivel nacional. “Hemos estado sufriendo porque no hay otra manera de decirlo. Tenemos meses sin recibir el tratamiento y sin estos medicamentos los trasplantados pudieran perder el trasplante, los hemofílicos podrían sufrir consecuencias irreversibles al igual que los pacientes con cáncer. Cuando llamamos a las autoridades no contestan; hemos solicitado audiencia con el ministros de Salud, Henry Ventura, y nada. No queremos mesas técnicas porque son ellos los que tienen que solucionar”.

 

Francisco Valencia, presidente de Codevida

 

Por su parte, Alfredo Cáceres, trasplantado de riñón desde hace 8 años y habitante de Valencia, aseguró que “pacientes como yo necesitamos medicamentos de por vida para mantener nuestro riñón trasplantado apto. Le pedimos al Estado venezolano que se avoque a bajar los recursos necesarios para solventar esta crisis de la cual no somos culpables; culpable es quien haya administrado mal el dinero público comprando armas y en viajes suntuosos y no se preocupó por la salud de los venezolanos que es esencial. Queremos seguir viviendo y necesitamos para ello del suministro confiable del medicamento. El Gobierno sabe que le sale mejor mantener a un paciente trasplantado que en una terapia de diálisis”.

 


IMG_20150827_104526275

Alirio Rodríguez, paciente con hemofilia, indicó que 4 mil 389 personas necesitan ayuda para la compra de los factores 8 y 9 de coagulación. “Los necesitamos para llevar una mejor calidad de vida. Esto no es una lucha política es una lucha de pacientes”.

 

Alirio Rodríguez

 

El director nacional de la Fundación del Amigo Enfermo Hepático (Fundahe), Alfredo Quintero, también alzó la voz para denunciar que están fallando los medicamentos inmunosupresores y autoinmunes. “¿Cómo le dices a un riñón que te lo dio tu hermano que no consigues el tratamiento? La palabra esperar solo está en la boca de los funcionarios; esto es una cuestión de vida somos 8 mil pacientes renales. No aceptamos esa vaina, yo quiero vivir y no ser parte de una estadística. Como venezolano tengo el derecho a que me den mi medicina mes a mes”.

 


Alfredo Quintero, Fundahe

 

Finalmente Indira Corredor, voluntaria de Senos Ayuda y sobreviviente de cáncer hace un año, hizo un llamado de conciencia y humanidad. “A diario recibimos a gran cantidad de visitas y llamadas mujeres pidiendo ayuda para acceder al tratamiento dada la escasez reinante. Nuestra carta magna garantiza el derecho a la salud y por ello, le pedimos a la Asamblea Nacional, al Defensor del Pueblo, al ministro de Salud y al Presidente que se avoquen a solventar esta situación lo antes posible”.

 

Indira Corredor, voluntaria de senos ayuda.MP4

 

Share This