Seleccionar página

Pdval de Plaza de Toros sigue a puertas cerradas

La red de distribución de alimentos no opera desde pasado julio, según denuncias de vecinos

El beneficio diario para al menos dos mil habitantes de la parroquia Miguel Peña, en la ciudad de Valencia, quedó en el recuerdo luego que la sede de la red estatal Productora y Distribuidora Venezolana de Alimentos (Pdval), ubicada en el sector Plaza de Toros, cumpliera seis meses fuera de funcionamiento.

A puertas medianamente cerradas, uno de los empleados -quien no quiso identificarse- indicó que para el 27 de diciembre el establecimiento contaba con apenas dos días sin actividades comerciales por falta de productos para la venta. Acotó que la jornada se reanudaría al día siguiente con normalidad y en su horario habitual, comprendido entre las 8:00 de la mañana y 5:00 de la tarde.

No obstante, dicha versión fue desmentida por vecinos del local comercial. A escasos metros de la sede, trabajadores y vecinos afirmaron que hace por lo menos seis meses que las colas para la adquisición de comida dejaron de verse. Ni pollo, ni carnes, ni algún otro insumo y aunque se ve a los empleados ingresar al lugar, tampoco hay atención al público, las puertas del recinto permanecen cerradas a toda hora desde julio; según el testimonio de Alexander Martínez, operador mecánico en el sector. Para inicios de 2017 la situación fue la misma.

De acuerdo con información suministrada por el Ejecutivo en 2015, para la construcción y puesta en marcha de esta sucursal de la red de distribución de alimentos se invirtieron más de 40 millones de bolívares con una proyección estimada de 24 mil familias favorecidas mensualmente. Sin embargo, concorde con las denuncias, la prestación de este servicio se limitó a un periodo de un año y tres meses.

Share This