Seis imágenes se destacaron por su expresividad en Captúralos 2021

Activismo, Captúralos, Noticias, Uncategorized

La búsqueda estética fue el factor predominante en las fotos que participaron este año en el concurso de fotografía de Transparencia Venezuela, Captúralos 2021: La corrupción es el virus, apreciaron los miembros del jurado de esta edición, durante la deliberación para seleccionar a las imágenes ganadoras. Las fotografías presentadas apuntaron a la necesidad de retratar el drama que vive Venezuela en medio de una doble pandemia: la Emergencia Humanitaria y la COVID-19.

Las políticas de vacunación discriminatorias, la dolarización de la economía, la escasez y el alto costo de insumos para preservar la vida ante el virus, el hambre, las colas inhumanas para el combustible, la inoperancia del sistema público de salud, las tuberías y tanques vacíos ante la falta de agua, la especulación y la vulnerabilidad de las personas son algunos de los elementos que integran el conjunto de propuestas que los 26 fotógrafos participantes abordaron con profundidad.

 

Veredicto

Nosotros, Jacqueline Goldberg, Daniel Hernández y Benytsa González, miembros del jurado del concurso de fotografía Capturalos 2021: La Corrupción es el virus, estamos gratamente complacidos y satisfechos por la convocatoria y la gran calidad del corpus recibido. 

En todas las obras resulta notable una búsqueda estética cónsona con una conciencia clara acerca del tema planteado por Transparencia Venezuela en Capturalos 2021. Las piezas en su conjunto abordan una diversidad que enriquece la narrativa y que atiende a las bases del concurso.

Algunas propuestas se inclinaron hacia la construcción de series, lo que permitió a los autores dar la vuelta a sus temas para presentar miradas diferentes, bajo un mismo criterio estético.

Las fotografías premiadas son de una calidad incuestionable y las distinciones fueron otorgadas por unanimidad. 

Luego de una deliberación consensuada, resultaron distinguidas con el primero, segundo y tercer premio las fotografías tituladas «Me consuela la fe» (Alejandro Pernía); “La hora menguada del COVID” (Tairy Gamboa, Nicola Rocco y Luis Morillo); y “La abuela agoniza por edad, por pandemia” (Ricardo Santiago). 

En un universo de 66 fotos postuladas por 26 artistas, además de los tres premios principales, el jurado decidió reconocer tres obras con menciones honoríficas bajo los títulos de “Sin gasolina” (Óscar Calles); “En el fondo” (Katherine Nieto), y “Camas sin alma” (Israel Urasma). 

Primer premio

“Me consuela la fe”, de Alejandro José Pernía Paredes.

La pieza impresiona por la aproximación piadosa hacia la escasez y la discriminación que rodean al proceso de vacunación en Venezuela, que el fotógrafo aborda desde una sensibilidad religiosa. Es notable que esta fotografía tiene un concepto muy claro que combina sutileza y emoción, características a las que se suma el uso del blanco y negro como recurso dramático. Esta obra destaca por su calidad fotográfica y delicada expresividad.

Segundo premio

“La hora menguada del COVID”, de Tairy Gamboa, Nicola Rocco y Luis Morillo.

 

La imagen destaca por el modo en que los fotógrafos revelan con imaginación el sentimiento de abandono de un enfermo de COVID-19, que no puede comprar el oxígeno que necesita para vivir. La cercanía de la muerte, la noción de fracaso, se exacerban con una iluminación que apenas baña los elementos más reveladores y deja el resto, lo prescindible, en la oscuridad. 

Tercer premio

“La abuela agoniza por edad, por pandemia”, de Ricardo Santiago.

Una adulta mayor abrazada a un plato vacío y con la cara totalmente cubierta por los tapabocas nos coloca ante una vulnerabilidad que suscita desconsuelo. El tapaboca que te protege, te asfixia y te ciega. El plato de peltre lleva de la mano al espectador hacia alguna zona rural, donde la vida es todavía más austera, mientras el uso del blanco y negro destaca como recurso dramático.

Menciones honoríficas

“Sin gasolina”, de Óscar Calles.

La escasez de gasolina y las interminables colas para abastecerse son un elemento más de la crisis venezolana que limita las posibilidades de sobrevivencia a la COVID-19. La acertada composición de esta foto muestra a una persona agobiada en medio del caos. ¿Qué será de este hombre preso de tales circunstancias? 

“En el fondo”, de Katherine Nieto.

En la foto de Katherine Nieto aparece la figura femenina reflejada en el agua menguada, en el fondo de un tanque en cuyas paredes se ven las marcas de lo que ya no está y no se sabe si se volverá a tener. Es la crónica de una pandemia sin agua.

“Camas sin alma”, de Israel Urasma.

El título de la foto lo dice todo. El hospital es un espacio desolado donde habita la chatarra. El blanco y negro llama a la melancolía en esta imagen y el doble marco sugiere la entrada a otra dimensión. La pandemia encontró a los venezolanos con una infraestructura hospitalaria destruida. 

 

El jurado:

Jacqueline Goldberg

Daniel Hernández

Benytsa González

 

Share This